Exige Sindicato de Honda aumento de salario Trabajadores de Honda en defensa de sus derechos laborales. Foto de Archivo
 
COBERTURAS
PERSONAJE

"Queremos informar que anunciamos desde este momento movilizaciones al interior de la empresa y no descartamos apoyar paros que realicen los trabajadores ante la versión de que viene un aumento de sueldo miserable, no obstante que hemos insistido que la empresa puede y debe aumentar el salario en un 30 por ciento.

Es importante recordar que un obrero de Honda en promedio percibe 4 mil pesos mensuales, lo que significaría percibir con un aumento de 30 por ciento, apenas 5 mil 200 pesos mensuales; cantidad por demás todavía insuficiente para atender necesidades básicas de una  familia.

La mayoría de los obreros Además, para sobrevivir, nos desempeñamos los fines de semana de meseros, albañiles y hasta de vender ropa usada en tianguis.

Todos estos años la empresa ha demostrado obtener inmensas ganancias al vender toda su producción y anunciar, gracias a lo que no pagan al trabajador y obtener jugosas ganancias, la creación de una nueva planta en Celaya. Y a modo de ejemplo se entregan bonos secretos de productividad que sólo se los entregan a los directivos, que actúan como capataces.

A casi tres meses de haber logrado nuestro registro como Sindicato, la empresa aún se niega a reconocer nuestra existencia, lo que ha provocado un malestar entre los trabajadores- ya que además sus condiciones de vida no han mejorado y por el contrario, han empeorado.

Aún así, continúan afiliándose al STUHM cada día más trabajadores de forma libre y voluntaria; lo que es muy distinto a la forma en que los propios directivos obligan a los trabajadores a afiliarse a un sindicato blanco y charro,  afín al patrón, como condición para darle el empleo al trabajador, negando así la libertad sindical.

De esta forma, la empresa entrega al sindicato de protección y charro una cuota que debería dar voluntariamente el trabajador, y que por lo mismo no le descuentan a éste. Situación que tampoco obliga al sindicato charro a rendir cuentas de lo que recibe en lo oscurito de la empresa, ni hacer elecciones democráticas eternizando a un dirigente que lleva más de 20 años en el cargo; ni tampoco defender al trabajador, dejándolo siempre a su suerte, como siempre sucede.

Nos hemos enterado ahora que el sindicato de protección está haciendo una alianza con un sindicato nacional para respaldar actos represivos de la empresa.

La organización libre de nuestros trabajadores ha provocado preocupación en la empresa, al grado de que ya existe división y conflictos entre los directivos, pues algunos están por dialogar y otros por la represión; lo que motivó el despido del director de relaciones públicas, Rubén Reséndiz,  consolidándose Jesús Báez, persona que se ha caracterizado  de ser déspota y autoritaria, y quien se ha pronunciado por “mano dura” contra los que simpaticen con nuestra causa.

Prueba de ello es que valoraremos presentar una denuncia contra la empresa por ordenar la retención ilegal de los trabajadores, ya que a éstos se les encierra en medio de una inmensa cerco de cortinas metálicas hasta media hora después de haber firmado su tarjeta de salida;

En este contexto queremos señalar la inutilidad del Delegado del Trabajo en Jalisco, Jaime Zúñiga Hernández, quien dejando de lado la imparcialidad con que debe actuar, se ha sometido a los patrones y a los dirigentes corporativos y de protección patronal, ignorando lo que sucede en la fábrica.

Nuestra lucha es por la dignidad y la justicia para el obrero. Cabe señalar que los sindicatos de Honda en Filipinas e Inglaterra de Honda se han sumado a nuestra legítima lucha y estamos en pláticas con sindicatos de Honda de varios países para buscar homologar condiciones de trabajo y salarios más justos.

Finalmente queremos informar que un comisionado del Sindicato de Unido de la Industria Automotriz de Estados Unidos (UAW), Benjamín Locke ya trabaja con nosotros para presentar una queja ante la Organización Internacional del Trabajo.

Reiteramos nuestro deseo de apoyar la productividad y competitividad de la empresa Honda de México, como igual creemos que es posible mejorar salarios y condiciones de trabajo en la empresa; pues como se ha visto -y son los casos de las empresas Volkswagen y Nissan, que cuentan sindicatos independientes-, es posible tener excelentes salarios, capacitación y desarrollo humano con una empresa de economía sustentable."

José Luis  Solorio, Secretario General.

SINDICATO DE TRABAJADORES UNIDOS DE HONDA DE MEXICO