Ataca iglesia católica a ONU por propuestas para la Familia Catedral de Guadalajara.  Foto de Archivo
 
COBERTURAS
PERSONAJE

En un documento Publicado en web de El semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara,  22 de Septiembre, 2011, al iglesia católica dice que “tendrá que ir siempre remando contracorriente”, sin que se le “tenga qué tachar de intransigente u oscurantista”  cuando se hable de la dignidad de la persona, de la defensa de la familia, de la promoción de la verdad y de la justicia, para luego arremeter contra las Naciones Unidas, tomando a Luis Solari, en un artículo titulado “Estrategias Internacionales desde la ONU para debilitar la Familia”, que en 1993 este organismo señalaba la necesidad de vencer la “resistencia organizada” y presentar el control demográfico como “solución de problemas”.

Según la Iglesia Católica la ONU plantea las siguientes estrategias para imponer su ideología:

1. Convertir en “derecho humano” el acceso al control natal, para que se vea como decisión personal y no como una política impuesta desde arriba.

2. Crear los “derechos sexuales y reproductivos” para justificar la homosexualidad, y ver el aborto como derecho humano universal.

3. Convertir la planificación familiar en componente de la salud pública, llamándola “salud reproductiva”.

4. Elaborar leyes que faciliten el divorcio.

5. Crear Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que promuevan la perspectiva de género; introducir la “cultura de género” en el aparato del Estado. Se trata de ver el sexo como una construcción social y cultural, desligada de la Biología.

6. Hacer obligatoria la educación sexual desde el Jardín de Niños o Nivel Preescolar, utilizando el “método de la inclusión”, que distribuye los contenidos en diferentes asignaturas y dificulta el control de los padres de familia.

7. Dar una educación sexual amplia, que enseñe hasta la última técnica del placer, diciéndoles a los niños que no lo comenten con sus padres, pues no lo entenderían, ya que son de otra era. Hacer talleres lúdicos que inclinen a los niños a la homosexualidad porque fomentan los tocamientos mutuos.

8. Crear alianzas entre los países más poderosos y las ONGs que proclaman la ideología de género.

9. Intensificar las esterilizaciones masivas como una solución transitoria adoptada por los eugenistas, mientras logran legitimar el aborto.

10. Definir la sexualidad al margen de cualquier conexión con el matrimonio o la procreación, como derecho autónomo de la libertad del individuo.

Paradójicamente dice el Semanario, esto es incompatible con el Artículo 26, inciso 3, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; con el Artículo 18, inciso 1, de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y el Artículo 5º de la misma Convención, que dice que los Estados firmantes respetarán las responsabilidades, derechos y deberes de los padres para impartir a los niños dirección y orientación apropiadas.

Añade que en este Semanario proponemos que los sacerdotes y laicos comprometidos profundicen sobre estos tópicos y analicen el avance que pretende la promoción de esta cultura, porque, como se ve y se entiende, la ONU y sus agencias, con algunas ONGs, han ideado un entramado donde “es fácil quedar enganchado si no hay una visión de conjunto y espíritu crítico.”