sábado 25 de octubre de 2014 | 06:09
Ediciones Locales

Ingrid y Manuel evidencian irregularidades en la Autopista del Sol

Redacción SDPnoticias.com vie 20 sep 2013 07:32
Ingrid y Manuel evidencian irregularidades en la Autopista del Sol Expertos advirtieron sobre la orografía de la zona que atraviesa la Autopista del Sol y por deficiencias en el diseño de los taludes.

En la carretera, bloqueada en 20 tramos por los deslaves y desgajamientos de taludes, hubo una mala selección de materiales, de procedimientos e incluso estudios previos señalan especialistas.

México.- “Después del niño ahogado…”, como dice el popular refrán mexicano. Las fuertes lluvias de los ciclones Ingrid y Manuel evidenciaron las irregularidades y deficiencias que han caracterizado la construcción y mantenimiento de unas de las vías más importantes y transitadas de país: la Autopista del Sol.

En la carretera, bloqueada en 20 tramos por los deslaves y desgajamientos de taludes, hubo una mala selección de materiales, de procedimientos e incluso estudios previos señalan especialistas

El ingeniero civil José Santos Arriaga, de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, del IPN, considera que puede ser el mejor ejemplo de corrupción en lo que ha sido una de las carreteras más caras del país.

Mientras que en su estudio Siniestralidad Vial de Carreteras en Áreas Urbanas, Caso: Autopista Cuernavaca-Acapulco Km 98-99, publicado a principio de 2013, Alberto Díaz Mendoza, José Luis Gutiérrez y María Cadengo, señalaron que por “la orografía de la zona que atraviesa la Autopista del Sol y por deficiencias en el diseño de los taludes, la carretera presenta derrumbes frecuentemente, especialmente en periodos de lluvias”.

En entrevista con el diario Reforma, Santos Arriaga opinó que los estudios previos estuvieron mal realizados, no estuvieron hechos a detalle ni bien; desde el proyecto de la Autopista del Sol está mal estudiada".

"En ese tiempo se hizo con un sistema muy corrupto que quería ya una carretera que duró muy poco en su proceso constructivo y que iba a ser impresionante, pero los impresionados fuimos los usuarios", ironizó.

Alberto Díaz Mendoza, José Luis Gutiérrez y María Cadengo aseguran que “el terreno por el que se construyó es muy complicado... y las deficiencias en el diseño de los taludes y de sus estabilidades, la autopista presenta numerosos problemas en zonas de cortes y terraplenes, presentándose derrumbes a lo largo de la carretera, especialmente en los periodos de lluvias”.

Además, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló irregularidades financieras. En 2006, encontró pagos sin fundamento legal por 104.6 millones a Gutsa, empresa que ganó contratos para remozar la autopista desde 2003 y en 2007 todavía no concluía los trabajos.

Y en 2009, se pagaron contratos a Coconal, compañía que obtuvo la licitación cuestionada por la ASF, para "rehabilitación estructural del pavimento mediante losas de concreto hidráulico". En esa ocasión hubo un daño al erario de 12 millones.

En tanto, un diagnóstico de la pasada Administración federal, encargado por Capufe, reportó 100 kilómetros con problemas y 55 kilómetros con hundimientos, así como malos cortes de cerros que, al no tener 45 grados de inclinación, sino 60, permitieron resquebrajamientos e incremento de desgajamientos.

El costo por kilómetro de la obra construida por ICA, GMD y Tribasa se elevó del plan original de 1.1 millones de dólares a 3.6 y tuvo un costo total de mil millones de dólares.

Con información de Reforma y El Universal