viernes 31 de octubre de 2014 | 08:27
Ediciones Locales

"Por andar de puto": policías detienen y golpean a joven gay en el Centro Histórico 

Redacción SDPnoticias.com
COBERTURAS
mié 27 mar 2013 15:24

Policías del DF detienen a joven gay que caminaba por el centro, le dicen que fue por "andar de puto"; luego le piden sexo oral para dejarlo ir, el se niega y ellos le propinan una golpiza. 

México.- La madrugada del jueves pasado agentes de la policía capitalina detuvieron arbitrariamente, amenazaron y golpearon a un joven en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el motivo, ser homosexual y caminar por la vía pública a altas horas de la noche.

“El jueves iba caminando hacia a mi casa y de repente se paró una patrulla para preguntarme qué estaba haciendo a esa hora y si había tomado. Les dije que sí, pero que no estaba haciendo nada malo. De todas formas me obligaron a que me subiera y cuando les pregunté por qué, me contestaron ‘por andar de puto’”, contó Jonathan Zamora, el muchacho agredido.

Entonces Jonathan reclamó sus derechos y les advirtió que los denunciaría por actos de discriminación, luego los policías le pidieron sexo oral a cambio de dejarlo ir, él se negó y fue entonces que le propinaron una paliza. Luego lo llevaron al juez cívico número 4.

Al llegar ahí, a Jonathan lo llevaron con engaños a los separos, cuando se quejó del largo tiempo de espera que llevaba ahí sin ser atendido, lo esposaron y empezaron a patearlo en el suelo.

Luego de varias horas, Jonathan fue dejado en libertad, sin embargo los policías le quitaron su teléfono celular y el dinero que llevaba.

El joven decidió presentar una demanda ante el Ministerio Público por el robo y la discriminación que sufrió por parte de los servidores públicos. El MP le ordenó una revisión física para comprobar los golpes que había sufrido.

“Ya había escuchado de casos parecidos al mío, pero pensé que eran raros. Ahora me doy cuenta de que no: los policías detienen a muchos chavos gays por su estado de vulnerabilidad. Creen que pueden abusar de ellos y causarles miedo. También sentí temor en ese momento, además de enojo y tristeza, pero también la responsabilidad social de denunciarlo”, confesó Jonathan.

“Pensé que en el DF había habido un buen cambio por todo lo que había hecho (el ex jefe de Gobierno Marcelo) Ebrard, pero sigue habiendo un ambiente de persecución y hostigamiento. Los jueces y los agentes del Ministerio Público no tienen ninguna capacitación sobre derechos humanos. Muchas cosas nos demuestran que ha habido retrocesos, por eso hay que levantar la voz”, denunció. 

Información de La Jornada