martes 23 de septiembre de 2014 | 09:22
Internacional

Encuentran sin vida a la activista y escritora chicana Barbara Salinas-Norman en Nuevo México

AP
COBERTURAS
lun 13 may 2013 14:33
Encuentran sin vida a la activista y escritora chicana Barbara Salinas-Norman en Nuevo México Comenzó a escribir, ilustrar y publicar sus propios libros con la intención de que los textos ayudaran a los niños mexicano-estadounidenses a identificarse con su cultura.

Los restos en descomposición fueron descubiertos la semana pasada en el apartamento de Salinas-Norman, quien tal vez murió hace más de un año, dijo la policía local.

El cadáver momificado de una mujer de 70 años hallado recientemente en un apartamento en Santa Fe ha sido identificado como el de la activista, maestra y escritora chicana Barbara Salinas-Norman.

Los restos en descomposición fueron descubiertos la semana pasada en el apartamento de Salinas-Norman, quien tal vez murió hace más de un año, dijo la policía local.

Ella fundó y dirigió una compañía editorial llamada Piñata Publications en la oficina de su otrora esposo, el abogado Sam Norman, de Oakland, indicó el periódico Santa Fe New Mexican.

Comenzó a escribir, ilustrar y publicar sus propios libros con la intención de que los textos ayudaran a los niños mexicano-estadounidenses a identificarse con su cultura. En 1983 dejó de dar clases y se dedicó a escribir de tiempo completo.

Es autora de "Los tres cerdos: Nacho, Tito and Miguel", su versión de "The Three Little Pigs" (Los tres cochinitos). En su libro, el tercer cochinito, Miguel, construye una casa de adobe. Las ilustraciones contienen muebles al estilo mexicano, alfarería indígena, chimeneas kiva, vigas y retablos.

Como maestra bilingüe dio clases en la década de 1980 en escuelas públicas de Oakland, California.

Luis Ponce, cuñado de Salinas-Norman, fue quien descubrió el cadáver. Dijo el viernes que se había preocupado porque no sabía nada de ella desde hacía bastante tiempo.

El y su esposa Edna, hermana de Salinas-Norman, viajaron en vehículo desde su casa en East Pasadena, California, a Albuquerque para asistir a una celebración por la efeméride del Cinco de Mayo en el Centro Nacional Cultural Hispano. Una sobrina de Salinas-Norman saldría en un bailable en el acto.

La pareja llegó en su vehículo hasta Santa Fe para ver a la escritora, pero encontraron su cadáver tendido en una sala de estar sucia.

"Quien hubiera visto el apartamento no habría entrado", dijo Ponce al periódico. "Nunca conocí a alguien tan sucio".

Según versiones de amigos y parientes, la calidad de vida de Salinas-Norman estaba en franco deterioro desde hace tiempo. A menudo dormía en su coche y se aseaba en el baño de una biblioteca local.

El gas y la electricidad fueron cortados en su apartamento porque no pagaba los recibos. Asistía a comedores de beneficencia y su vivienda estaba embargada.

Salinas-Norman obtuvo la licenciatura en educación de la Universidad del Estado de California en Los Angeles y una maestría en salud pública de la Universidad de California, en Berkley.

Durante esa época participó en el movimiento chicano y se consideraba una de las madres fundadoras de MEChA (Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlán), una organización estudiantil que impulsaba la educación superior entre los chicanos.