domingo 23 de noviembre de 2014 | 04:50
Internacional

Registra Honduras un incremento en violencia contra mujeres, niñas y niños

AP
PERSONAJE
mié 13 mar 2013 19:56
Registra Honduras un incremento en violencia contra mujeres, niñas y niños Foto/Archivo.

Rosibel Gómez, Coordinadora en Honduras de la Organización de las Naciones Unidas-Mujeres, indicó que "la violencia contra la mujer en Honduras es invisibilizada en medio de la vorágine de violencia que vive el país" y calificó la situación de Honduras de "preocupante e intolerable".

Tegucigalpa, Honduras.- El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y la organización ONU-Mujeres dieron a conocer el miércoles un informe que revela un incremento de la violencia contra mujeres, niños y niñas en el país, incluso hasta llegar al asesinato.

Rosibel Gómez, Coordinadora en Honduras de la Organización de las Naciones Unidas-Mujeres, indicó que "la violencia contra la mujer en Honduras es invisibilizada en medio de la vorágine de violencia que vive el país" y calificó la situación de Honduras de "preocupante e intolerable".

Según el informe, la muerte violenta de mujeres ha aumentado un 192% en ocho años, pasando de 175 homicidios en 2005 a 575 en 2011, de los cuales presentan características de feminicidios el 73%. El 99% de las muertes sucede en zonas urbanas, el 73% tiene lugar en la vía pública, el 83% se debe al uso de armas de fuego y el 51% se corresponde con la franja de edad que va de los 20 a los 34 años.

La ciudad de Tegucigalpa es la el lugar donde más hechos de violencia contra la mujer se registran, según el informe.

Cristian Munduate, representante de Unicef en Honduras señaló que "la información recolectada servirá para advertir de las gravedad de las violaciones de los derechos humanos".

Según el informe, en el país en 2012 murieron asesinados 737 niños y niñas frente a los 559 de 2011.

Para Munduate "esto nos muestra que la violencia afecta a este tipo de población mucho más que a otras y que está íntimamente relacionado con la falta de educación y oportunidades en el país" porque "sólo seis de cada 10 jóvenes estudian y la temprana inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo les excluye de la educación y les expone a la violencia".

El designado presidencial Samuel Reyes dijo "estamos en una situación bastante complicada pero cada día luchamos contra la violencia a través de la depuración policial y la reforma de las instituciones".

Regina Fonseca, del Centro de Mujeres, que participó en un conversatorio posterior afirmó que "la construcción de ciudadanía está inhibida en Honduras, las políticas de seguridad del país no sirven, los hombres armados que se ven por todas partes no nos dan seguridad y el estado tiene responsabilidad en imponer un clima de terror y represión".