Moscú.- Asombro y pánico causó entre los habitantes de la provincia rusa de Cheliábinsk, en la zona de los Urales, Rusia, la caída de un meteorito.

El impacto causó cientos de heridos por los cortes a causa de los trozos de vidrio que saltaron debido a la onda explosiva producida por el cuerpo celeste.