Dallas.- Más de 400 profesores se inscribieron esta semana en el curso de portación de armas escondidas, luego que el campo de tiro y escuela Lone Star Handgun de San Antonio, Texas, anunció que regalaría las clases a los mentores que se inscribieran antes del 6 de enero.

La escuela se comprometió a entrenar sin costo alguno a todos los profesores que se anotaran antes de la fecha límite.

Los maestros recibirán 10 horas de instrucción en seguridad en el manejo de armas y técnicas de protección personal.

La ley en Texas obliga a tomar dichas clases para poder obtener una licencia de Portación de Armas Escondidas.

Algunos distritos escolares en Texas ya permiten a los profesores portar, de manera oculta, una pistola mientras imparten clases, si el maestro cuenta con una licencia válida para portar su arma.

El gobernador de Texas, Rick Perry, declaró la semana pasada que espera que el número de profesores que porten armas aumente y expresó su apoyo total a esta política.

Kim Williams, una maestra recién egresada del curso de entrenamiento que ofrece Lone Star Handgun, dijo que "siento la necesidad de ser proactivo".

"Se me confía el cuidado y la seguridad de más de 100 estudiantes. Quiero estar preparada, siempre", dijo la maestra.

El debate sobre la portación de armas y el aumento en la regulación de su venta, resurgió en Estados Unidos, tras la masacre el pasado 14 de diciembre de 20 niños y seis adultos en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut.