Movimiento Estudiantil de Chile recibe premio de Derechos Humanos "No permitan que les quiten" la educación, porque "es un derecho que se han ganado" dijo Camila Vallejo.
 
COBERTURAS
PERSONAJE

Washington, 17 oct.- El Movimiento Estudiantil de Chile recibió hoy el premio Letelier-Moffitt a los Derechos Humanos concedido por el Instituto de Estudios Políticos, un centro de estudios progresista radicado en Washington.


El premio tiene un especial significado para el movimiento por llevar el nombre del político chileno Orlando Letelier, según explicaron los galardonados en una rueda de prensa.


Letelier fue político, economista y diplomático chileno bajo el Gobierno de Unidad Popular de Salvador Allende, y fue asesinado en Washington por agentes ligados al régimen de Augusto Pinochet en 1976.


"Quiero señalar lo simbólico que es para nosotros que tras la figura de Orlando Letelier se nos entregue este premio, dado que él fue una de las primeras personas que advirtió de qué significaba la implementación del neoliberalismo en Chile", dijo hoy la líder estudiantil Camila Vallejo.


El premio, que este año cumple su edición número 36, fue concedido al movimiento estudiantil de Chile "por su perseverancia en la lucha con la injusticia", explicó el director del Instituto, John Cavanagh.


Noam Titelman, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Santiago, agradeció el reconocimiento y la oportunidad de trasladar su mensaje a Estados Unidos.


Preguntados ambos representantes por la crisis económica que aqueja a Europa, Vallejo pidió a los ciudadanos del Viejo Continente que "no permitan que les quiten" la educación, porque "es un derecho que se han ganado".


"Están justificando los recortes presupuestarios con la crisis financiera, y la consecuencia nuevamente es que no la pagan los más ricos, que son los que están involucrados con la crisis, sino el pueblo a través del despojo de sus derechos más básicos", dijo la estudiante.


"A partir del experimento chileno y a propósito de la crisis financiera están tratando de expandir y exportar el modelo (neoliberal) chileno. Estamos aquí para decirles que no lo permitan, porque ha tenido pésimos resultados", subrayó.


En Chile, con 17,4 millones de habitantes, hay un millón de alumnos en la educación superior, incluidas universidades e institutos técnicos, pero esa amplia cobertura contrasta con las elevadas deudas que los jóvenes y sus padres deben contraer para financiar sus estudios.


Titelman destacó, para finalizar, que las crisis actuales están enseñando al mundo que "la verdadera pregunta no es cómo superar una u otra crisis, sino cómo crear un modelo sustentable para que no tengamos que sufrir una crisis cada cuatro o cinco años".


Junto al movimiento estudiantil chileno, el premio Letelier-Moffit también ha galardonado a la organización City Life/Vida Urbana, de Boston (Massachusetts), por su campaña desde 2008 en defensa de los ciudadanos afectados por desalojos y ejecuciones hipotecarias en esa zona de Estados Unidos.