Costa Rica, primer frontera de la droga en su paso hacia México y EU
 

México.- En una investigación especial, la viceministra de Gobernación en Costa Rica, Marcela Chacón, informó al diario El País que, con el fin de combatir el narcotráfico, pretende el gobierno de esa nación “blindar la frontera norte, con tecnología".

“La importancia estratégica de Peñas Blancas es que es la última frontera entre el norte y el sur de América. De sur a norte hay tráfico de drogas y de norte a sur hay tráfico de armas”, detalla a El País la viceministra costarricense de Gobernación, Marcela Chacón. "La idea es blindar la frontera norte, con tecnología".

“Hay una especial atención a esa zona. Hemos avisado a todos los países que somos la última frontera y que hay que fortalecer ese paso si queremos parar a las drogas. Peñas Blancas es una posición clave”, precisa Chacón.

Además la funcionaria añadió que España, la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá están ayudando a Costa Rica a reforzar su policía fronteriza.

Largas filas de autobuses y de camiones con carga serpentean, de sur a norte, en el estratégico puesto de Peñas Blancas, ubicado al oeste de la frontera que separa Costa Rica y Nicaragua. Este punto está catalogado como la primera (o última) frontera que existe entre Colombia y Estados Unidos.

Peñas Blancas es un punto clave en la ruta terrestre del narcotráfico. El Gobierno de Costa Rica, que sólo en un mes ha decomisado cien kilos de cocaína en Peñas Blancas, ha dado la voz de alarma a Estados Unidos y a sus vecinos centroamericanos, y se ha propuesto blindar ese paso.

Para cruzar este cuello de botella, los carteles del narcotráfico camuflan a droga en cilindros, falsos y dobles forros, tanques de combustible o neumáticos principalmente en vehículos de carga pesada, donde se encubren los estupefacientes con mercancías legales transportadas hacia Centroamérica, México y Estados Unidos.