Bogotá.- Iván Márquez, uno de los hombres claves dentro de la estructura de las FARC, se perfila como el nuevo líder de ese grupo rebelde tras la muerte de Alfonso Cano la víspera en un ataque militar en el sur del país, señaló hoy un diario local.

El periódico El Espectador precisó que Márquez emerge como el más firme sucesor de Cano junto a Timoleón Jiménez, el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de mayor antigüedad.

Aseguró que "ambos se esconden en límites (de este país) con Venezuela" y citó que, mientras Márquez fue formado militarmente en Europa del este, Jiménez estuvo en los diálogos con el gobierno colombiano en Tlaxcala y Caracas.

"Si bien el tema de la sucesión de mandos en las FARC es un asunto que está resuelto desde hace muchos años, gracias a su mecanismo de relevos, la muerte de Cano implica un desafío especial para el grupo", apuntó.

Según el rotativo colombiano, el depender en su mayoría de mandos jóvenes "hace más débil (a las FARC) en la confrontación militar y también en la ideológica por su escasa formación".

El diario recordó que, a sus 22 años, Márquez encontró en el comunismo la forma de expresar su ideología política y precisó que, cuando corría 1977, comenzó su carrera insurgente que lo llevó a las FARC.

"Desde el principio se caracterizó por ser un líder ideológico y una figura internacional, además de ser considerado como uno de los más radicales dentro de la línea política" del grupo, apuntó El Espectador.

En 1985, luego de los diálogos de paz entre las FARC y el gobierno del entonces presidente Belisario Betancur (1982-1986), Márquez se convirtió en el coordinador de la izquierdista Unión Patriótica (UP) en Caquetá.

Con el exterminio de ese partido político, a fines de los años 80, Márquez regresó a las filas de las FARC e ingresó como segundo al mando del Quinto Frente del grupo rebelde.

Luego fue designado como delegado del Secretariado y coordinador del Bloque Caribe, del cual posteriormente se convirtió en jefe máximo y en 1990 ingresó al Secretariado de las FARC, instancia superior de la dirección del grupo rebelde.