Tegucigalpa, Honduras.- Cuatro hombres fuertemente armados mataron a tiros el jueves a Luis Mendoza, propietario de un canal privado de televisión de la región este de Honduras.

La policía dijo en un comunicado que investiga el caso, aunque aún no hay sospechosos detenidos.

Informó que los pistoleros encapuchados interceptaron la camioneta en que viajaba Mendoza, de 35 años, en la entrada de la ciudad de Danlí, a unos 160 kilómetros al este de Tegucigalpa, le dispararon repetidamente y huyeron de inmediato del lugar.

Dos mujeres que caminaban por el sito resultaron heridas de bala y hospitalizadas.

Las autoridades descubrieron abandonado después el vehículo que los asesinos usaron para cometer el crimen.

Mendoza, ingeniero agrónomo de profesión, era dueño del canal 24 de televisión de Danlí. También cultivaba café y poseía una firma de bienes y raíces y de la compañía de cable Macrosistema.

El vivía en la cercana ciudad de El Paraíso. Se trasladaba de El Paraíso a Danlí cuando fue asesinado.

Entre el 2010 y este año han muerto en similares circunstancias once periodistas y un locutor en Honduras. La policía sólo ha logrado aclarar la muerte de dos de ellos.

El elevado número de crímenes contra periodistas ha desatado condenas de organismos de derechos humanos locales e internacionales, así como de organizaciones que defienden la libertad de expresión en Latinoamérica.

El gobierno del presidente Porfirio Lobo ha declarado públicamente que los crímenes no se deben a una política estatal y ha insinuado que han sido víctimas de la violencia que golpea a Honduras.