miércoles 26 de noviembre de 2014 | 05:05
Estados

Dictan auto de formal prisión a ex colaborador de Reynoso Femat

Notimex
COBERTURAS
mié 7 ago 2013 17:44

Alberto Serna Dávila es acusado del delito de peculado.

México.- La juez Primero de lo Penal, Margarita Zapata Vallejo, dictó auto de formal prisión en contra del ex director del Instituto de Vivienda de Aguascalientes, Alberto Serna Dávila, por la posible comisión del delito de peculado.

Lo anterior, por su probable participación en la compra-venta ilegal de terrenos por parte de dicho instituto, durante la administración del entonces gobernador Luis Armando Reynoso Femat, causando un presunto perjuicio superior a 16 millones de pesos a las arcas del estado.

Asimismo, la juez reconsideró el monto de la fianza inicial, quedando en tres millones de pesos, cuando originalmente se había fijado en 17 millones, la que una vez cubierta, le permitirá enfrentar su proceso penal en libertad, lo que le fue notificado en la ventanilla de prácticas del juzgado.

Dentro del término procesal ampliado, que venció este miércoles, Zapata Vallejo consideró que existen en el expediente elementos suficientes para procesar penalmente por peculado al ex funcionario por su presunta participación en la compra-venta de terrenos a un particular en un valor por debajo de su valor real.

La juez consideró que de acuerdo con las pruebas que obran en su poder, el hoy procesado utilizó los terrenos para fines meramente mercantiles, y no de vivienda, como lo debía haber realizado.

Serna Dávila fue detenido la semana pasada, por su presunta participación en la venta ilegal de terrenos al sur de la ciudad de la denominada Reserva Territorial Morelos II, con superficie de casi 100 mil metros cuadrados, en un precio aproximado de 17 por ciento de su valor real y a crédito, a una empresa privada.

Desde entonces y hasta le fecha se reservó su derecho a declarar para cuando él creyera conveniente y solicitó al juez le ampliara el término constitucional de las 72 horas por otras tantas para ofrecer pruebas en su defensa, las que a criterio del juez no fueron suficientes para conseguir su libertad.