COBERTURAS
PERSONAJE

A raíz del caso de la niña Hilda Álvarez con síndrome de down violada en Huixtán, Chiapas, el tema de la reglamentación del aborto por causas no punibles y la atención médica en casos de situaciones de violencia familiar y violación sexual cobró relevancia.

Olivia Velázquez del Colectivo Feminista Mercedes Olivera, sostiene que el caso de Hilda ayudó a visibilizar en el estado la deficiente atención médica en casos de violación sexual.

Velázquez recordó que en el 2003 a la madre de Hilda se le negó en diferentes instituciones de salud ayuda para interrumpir el embarazo de su hija, las respuestas fueron desde “no la podemos atender”, hasta “aquí no tenemos orden para matar sino para dar vida, aquí no matamos gente”, respuesta dada por el personal del Centro “Los Pinos” de la Secretaría de Salud.

A pesar de que Hilda cumplía con las tres causales despenalizadas en Chiapas para abortar, fue violada, el producto ponía en peligro su vida y había peligro de malformaciones.

Nancy Zárate Castillo, Representante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser) informó que desde que se conoció públicamente el caso de Hilda, las autoridades en Chiapas les han solicitado varias reuniones, ya que el equipo de la Red y Cofemo presentaron una “Propuesta de Reglamentación del Aborto No Punible en el Estado de Chiapas”.

Como organizaciones que llevaron el caso de Hilda, Ddser y Cofemo  han sostenido diversas reuniones con personal de la Secretaria de Salud, del Departamento de la Procuraduría General de Justicia del Estado y con consejeros del Consejo Estatal de Derechos Humanos.

Para el caso concreto de Hilda solicitan que se gire orden de detención contra el violador Celestino López Hernández y de manera especial exigen para evitar que ninguna mujer en Chiapas vuelva a pasar por una situación similar a la de Hilda, la Reglamentación  del Aborto No Punible”.

Como uno de los “avances” en una reunión entre las dependencias citadas y las organizaciones, se citó la circular 5003 firmada por Oswaldo Henry Domínguez Córdova, subdirector de asuntos jurídicos donde se notifica al personal médico que se remite un ejemplar de la Norma Oficial Mexicana de Violencia familiar, sexual y contra las mujeres, conocida como Norma 046.

El oficio manifiesta que la difusión de esta Norma tiene por objetivo proteger los derechos reproductivos de las mujeres y promover el crecimiento y cumplimiento de esta Norma aplicable entre el personal que labora en la Instituto de Salud.

Esta Norma establece los criterios de detección, prevención, atención médica y orientación que se brinda a las personas afectadas por la violencia familiar o sexual. La Norma considera estos tipos de violencia como una emergencia médica que debe ser atendida de manera inmediata y gratuita a través de una atención médica integral tanto física como sicológica.

En la más reciente reunión que sostuvieron las dependencias y las organizaciones, estuvo presente Alejandra Peralta, titular de la Secretaría para el Empoderamiento de las Mujeres (Sedem), la funcionaria se comprometió a analizar y hacer observaciones concretas a la propuesta de Reglamentación presentada por las organizaciones.

Por otra parte, para la siguiente reunión, la Secretaria de Salud se comprometió a presentar un listado de médicos no objetores de conciencia, cabe recordar que en la práctica médica, como en otras más, la objeción de conciencia es el rechazo al cumplimiento de determinadas normas jurídicas por considerar que éstas son contrarias a sus creencias éticas o religiosas.

“Eso nos parece muy importante, porque amparados en la objeción de conciencia el personal de salud puede evadir el cumplimiento de la Norma, si no hay médicos no objetores de conciencia la Secretaría de Salud deberá conseguir de tal manera que se garantice el cabal cumplimiento de la Norma”, señaló Olivia Velázquez.

Por otra parte, la abogada feminista, Martha Figueroa, incansable promotora de la Norma en Chiapas, manifestó que la difusión no sólo debe ser entre el personal de salud, sino entre las usuarias del servicio.

La próxima reunión acordada para discutir lo de la Reglamentación del Aborto quedó para el 26 de abril en Tuxtla Gutiérrez, las representantes de las organizaciones se mostraron optimistas de sacar adelante esta propuesta antes de que concluya el sexenio del gobernador Juan Sabines.