miércoles 16 de abril de 2014 | 05:40
Economía

Reforma hacendaria también busca reducir monto de las deducciones personales

Redacción SDPnoticias.com
COBERTURAS
lun 9 sep 2013 21:11

Dicha propuesta advierte además nuevas restricciones para que las deducciones personales sean válidas para el fisco federal, entre las que destacan el tener que pagarlas con cheque nominativo, transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito o débito. 

Ciudad de México.- En el caso de una eventual aprobación de la iniciativa de reforma hacendaria presentada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto, las personas físicas sólo podrán disminuir de su impuesto anual deducciones personales equivalentes a dos salarios mínimos anuales, que hoy representan 47 mil 274 pesos (en el caso de la zona A), o el 10 por ciento de sus ingresos totales, la cantidad que resulte menor.

Dicha propuesta advierte además nuevas restricciones para que las deducciones personales sean válidas para el fisco federal, entre las que destacan el tener que pagarlas con cheque nominativo, transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito o débito, además de los pagos por honorarios médicos y dentales.

Además de disminuir a 250 mil unidades de inversión (UDIS) -un millón 239 mil pesos- el valor de los créditos hipotecarios para tener derecho a la deducción de interés reales, cuando ese monto ahora es de 1.5 millones de unidades de inversión -7 millones 437 mil pesos-.

De acuerdo con algunos especialistas, los cambios que propone el Ejecutivo federal incentivarán el crecimiento de la economía informal, ya que se opta por pagar sin solicitar una factura, lo que podría generar un efecto adverso en su recaudación.

El artículo 146 de la iniciativa de reforma a la Ley de ISR, señala el listado de las deducciones personas que pueden efectuar los contribuyentes, el cual es similar a la ley vigente en su artículo 176.

Los pagos por honorarios médicos y dentales, así como los gastos hospitalarios, serán deducibles siempre que sean pagados a través de cheque nominativo, transferencias electrónicas, tarjetas de crédito o débito, que estén abiertas a nombre del contribuyente.

La fracción segunda, indica que son deducibles los gastos de funerales en la parte en que no excedan del salario mínimo general del área geográfica del contribuyente elevado al año -a unos 23 mil 637 pesos-.

Los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de su casa habitación contratados con las instituciones integrantes del sistema financiero, siempre que el monto total de los créditos otorgados por dicho inmueble no excedan de 250 mil unidades de inversión.

También las aportaciones complementarias de retiro realizadas directamente en la subcuenta de aportaciones complementarias de retiro, en los términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro o a las cuentas de planes personales de retiro, en este caso la deducción será de hasta el 10 por ciento de los ingresos acumulables del contribuyente en el ejercicio.

Las primas por seguros de gastos médicos, complementarios o independientes de los servicios de salud proporcionados por instituciones públicas de seguridad social también seguirán siendo deducibles.

Y los gastos destinados a la transportación escolar de los descendientes en línea recta, cuando ésta sea obligatoria.

Con información de El Norte.