Madrid.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó que México recuperará su crecimiento en 2014 tras la suave desaceleración que tendrá en 2013.

En su informe Perspectivas de la Economía Global presentado este martes en París, atribuyó esa desaceleración a la debilidad de la demanda externa de sus socios comerciales.

El organismo precisó que a la fecha la economía mexicana mantiene su expansión a pesar de la crisis mundial, con aumento del empleo formal, apoyada en la demanda interna y las exportaciones.

Alertó que la débil recuperación y la caída de la demanda externa de los principales socios comerciales mexicanos a finales de 2012, será lo que modere las exportaciones y la inversión hasta mediados de 2013.

La OCDE pronosticó que esos indicadores, como el de demanda, mejorarán en la segunda mitad del 2013 y avanzado el 2014, lo que impulsará el crecimiento de la economía mexicana en torno a 3.5 por ciento.

La organización prevé que el Producto Interno Bruto de México sea en 2013 de 3.3 por ciento, frente al 3.8 por ciento de 2012, y aumente hasta 3.6 por ciento en 2014.

Consideró que la inflación ha comenzado a aumentar y el Banco de México pudiera tener que "endurecer su política", aún cuando la mayoría del alza de precios es resultado de efectos transitorios.

Refirió que la política fiscal "debería seguir reduciendo el déficit del sector público para preservar los sólidos fundamentos macroeconómicos de México", aunque se trata de un ajuste que debe ser gradual en el actual entorno de incertidumbre.

Apuntó que México necesita "reformas estructurales para aumentar el potencial de crecimiento".

Citó en particular "la rápida aprobación de la ley del mercado de trabajo que busca impulsar la creación de empleo y los ingresos, y la liberalización del sector energético".