Con una inversión de más de 300 millones de dólares, el consorcio mexicano Elementia anunció el lanzamiento de una nueva cementera que competirá bajo el nombre de Cementos Fortaleza con las ya existentes en México: Cemex, Holcim, Moctezuma y Cruz Azul.

 

En conferencia de prensa, el director general de Cementos Fortaleza, Antonio Taracena, señaló que la planta se ubica en Santiago de Anaya, Hidalgo, con una capacidad instalada de un millón de toneladas al año y cuyo primer lote se entregaría en febrero de 2013.

 

Asimismo, la nueva firma proyecta contar el próximo año con por lo menos 500 puntos de venta para comerciar cemento gris para albañilería y a granel.

 

El director comercial cementero de la firma, Rodolfo Galindo Faverla, expuso que la ubicación de la planta en Hidalgo obedece a que es una tierra con las condiciones óptimas para la producción de cemento y porque en una primera etapa abastecerá a 11 estados del centro del país donde se concentra el 50 por ciento del consumo en México.

 

Se trata de Hidalgo, Estado de México, Distrito Federal, Puebla, Querétaro, Morelos, Tlaxcala, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí y Guerrero.

 

Por su parte Eduardo Musalem, director general de Elementia, destacó que la nueva cementera producirá concreto de calidad ‘Premium’, también apoyado en tecnología de punta para poder competir con las empresas existentes y con un enfoque hacia la sustentabilidad.

 

Aclaró que desde hacía 70 años que no se había incursionado en la proyección de una nueva marca de cemento, por lo que será un reto importante para la compañía que cuenta con una coinversión de Antonio del Valle con el 54 por ciento y Carlos Slim con el 46.

 

Advirtió que la industria de la construcción tendrá un crecimiento importante para los próximos años gracias al impulso que recibió de la administración que está por terminar.

 

El directivo expuso como ejemplo el hecho de que tan solo en Petróleos Mexicanos (Pemex) existen por lo menos 16 proyectos estratégicos que requerirán cemento en cantidades considerables, lo que revela que México está viviendo una nueva estrategia de infraestructura.

 

Por lo pronto, dijo, en una primera etapa Cementos Fortaleza enfocará su atención principalmente al sector de la autoconstrucción distribuyendo 85 por ciento de su producto en saco y 15 por ciento a granel, para abarcar el 3.0 por ciento del mercado cementero en el país.