viernes 19 de septiembre de 2014 | 08:55
Columnas

Los contras de la Reforma Energética: Contaminación

@LaColumnaMx vie 13 dic 2013 08:47

Le cuento que la Reforma Energética traerá graves, gravísimas consecuencias para el medio ambiente de México

Hemos escuchado bastante sobre la defensa del petróleo, el nacionalismo, el oficialismo, el perredismo, el oposicionismo y demás ismos alrededor de la Reforma Energética, pero me parece que muy poco acerca de las consecuencias ambientales.

Debido a que los medios oficialistas, los comentócratas y opinócratas al servicio del Estado todos los días nos “informan” acerca de la necesidad y los beneficios de la mentada reforma, en esta ocasión mi estimado lector, haré un esbozó sobre el daño ambiental que causa la explotación petrolera y próximamente la del shale gas.

La discusión sobre la explotación de los energéticos y las consecuencias ambientales están fuera de toda ideología política, puesto que existen riesgos comprobados. La propia explotación de los recursos que lleva a cabo Pemex trae consecuencias como:

-  Zonas donde opera la petrolera incrementa el número de personas que mueren a causa de emergencias ambientales: 942.

- Muerte masiva de especies como mantarrayas y tortugas.

- Contaminación de playas y manglares.

Por ello no deberíamos explotar tantos recursos ni ser tan dependientes de los hidrocarburos y demás energías no renovables; sin embargo, sucede en todo el mundo. En mi opinión lamentablemente no podemos frenar dicha explotación, ni la de casi ningún recurso natural, pero lo que sí  podemos hacer es no extenderla para tratar de contaminar menos, es decir, buscar fuentes alternativas de energía, como las que he planteado en el texto Una verdadera Reforma Energética.

Dicho texto por su puesto no fue tomado en cuenta por los políticos, ni analistas, ni opinadores del Estado, pero que sí tenemos en cuenta todos aquellos que nos preocupamos aunque sea un poco por el ambiente.

Los riesgos ambientales

Le cuento que la Reforma Energética traerá graves, gravísimas consecuencias para el medio ambiente de México. En palabras de los expertos:

“Este dictamen, que ha sido turnado al Pleno, es preocupante, no solo porque abre completamente un sector estratégico como el petrolero al sector privado, sino porque pone en riesgo el agua, salud y el bienestar de las y los mexicanos.”

Esta iniciativa tiene su base en la explotación de las rocas del gas de lutitas para reducir las importaciones de gas natural, a esto se le conoce como fracking.

Como lo señala dicho texto difundido por la Alianza Mexicana en contra del Fracking, “Debido a la complejidad de la extracción del gas natural y otros hidrocarburos en los yacimientos de lutitas se requiere abrir cientos de pozos en una región, lo que genera competencia por el agua con el uso humano y otras actividades económicas”

“ El fracking consiste en la fractura de roca de lutita en la que se encuentran atrapados los hidrocarburos, a profundidades de entre 1 y 5 kilómetros, mediante la inyección a alta presión de una mezcla de agua, arena y sustancias químicas, muchas de ellas de alta toxicidad.” Esto significa que toda esa gran cantidad de agua se pierde por completo.

En términos ambientales se puede concluir que “La apuesta por el gas de lutitas supone altos costos sociales, ambientales y económicos, pone en riesgo la garantía del derecho humano al agua y a un medio ambiente sano, y no es una alternativa para el combate al cambio climático.”

En otros países como en Rumania o Polonia se han registrado fuertes protestas en contra del fracking, a tal grado es el disgusto, que Chevron tuvo que detener la explotación del shale gas (Reuters). Por lo tanto pienso que deberíamos seguir su ejemplo y aprender de los errores de otros paises.

La Reforma Energética

Esta situación es alarmante, y en este punto quiero hacer énfasis en las alternativas que teníamos, es decir, energías más limpias y amigables con el medio ambiente, que ya hay algunas zonas de México y que la Reforma Energética considera, pero que no reforzará de acuerdo a las necesidades futuras.

Si bien el dictamen tiene contempladas las fuentes de energía renovables, la iniciativa se queda corta, repiten propuestas ya existentes, hay vacíos y no profundiza mas allá de la mención de Ley de Energías Renovables, por lo que resulta evidente que el eje central de esta reforma es el shale oil y el shale gas:

“[…] la explotación de reservas no convencionales, principalmente el petróleo de lutitas (shale oil) y el gas de lutitas (shale gas) por parte de Estados Unidos, ha venido a cambiar todo el panorama mundial.” Por ello es el main theme.

Si de verdad el fin de esta reforma fuera preservar la economía, se centraría en las fuentes renovables, entonces por qué le vamos a invertir tanto a algo que de todas formas se va terminar a mayor o menor profundidad, sucederá irremediablemente lo mismo.

La meta para incrementar considerablemente el uso de energías alternas está planteada para 2024, pero las bases aún dejan mucho qué desear, ya que los presupuestos están calculados en el aumento de ingresos por abrir Pemex a capital extranjero, pero que no se garantizan, y aunque llegase a existir un aumento considerable, el presupuesto puede ser variable; además debemos considerar las probabilidades de éxito de perforación.

Es así que muchos no entendemos por qué el gobierno mexicano quiere asumir tantos riesgos bajo un esquema de prueba y error como el que proponen ahora, cuando está comprado por la misma Sener que las energías renovables aportarían al PIB 30 mil millones de pesos, mientras que a Pemex se le quiere invertir la misma cantidad solamente para tratar de aumentar la producción (debemos contar exploración, refinamiento y exportación).

Y ya que tocamos el tema del PIB, resulta que en el dictamen de Reforma Energética no se menciona esta palabra más que cuatro veces y más que eso, nunca menciona cuánto aportarán las nuevas medidas a la economía, entonces cómo sabremos de los beneficios monetarios sino hay ni una meta ¿Cómo comprobaremos en los años venideros que realmente la apertura de Pemex funcionó?

Cabe remarcar que “el Centro para la Investigación de Políticas y la Economía (CEPRD, por sus siglas en inglés), ubicado en Washington, asegura que este sector [shale gas-oil] genera muy pocos empleos, de ahí que los costos en salud y medio ambiente, especialmente de los costos de contaminación de agua, son demasiado altos en relación con sus beneficios.”

Para el pragmatismo que pregona Peña Nieto en su persona y en su política, este es un punto muy débil de su propuesta energética.

Conclusión: Utilizar energías renovables

De esta manera deberíamos utilizar las energías limpias y renovables, las cuales como se comprueba tienen la capacidad suficiente para abastecer de energía a México:

Energía Solar: Tan solo el norte del país recibe más radicación que en toda Alemania, mayor productor mundial.

Energía Eólica: Ésta tiene la capacidad para cubrir al 140% de la demanda eléctrica de México.

También hay que plantear lo que sucede fuera del círculo rojo de la Reforma Energética: La administración de Enrique Peña Nieto se ha caracterizado por impulsar las reformas, pero la mayoría de los mexicanos no entienden en qué consisten a detalle cada una de éstas, ni el por qué de cada una, es decir, para el grueso de la población la política reformista de EPN es ininteligible; mientras tanto otros nos rompemos la cabeza para tratar de entenderlas. Así no funciona una democracia.

Y en este sentido quiero mencionar el hermetismo que ya evidenció Proceso, una situación que entorpece la labor periodística y que otros analistas ya han denunciado (Primer Plano), tales como la falta de difusión por parte de los legisladores sobre las leyes secundarias de la Reforma Energética, de las cuales no muchos sabemos de qué van.

Además de todo ello quedan por analizar varias aristas que evidencian la ignominia de nuestros “electos” representantes y su Reforma Energética.

Reforma abierta: Abierta a todo tipo de contratos y licencias con el apartado “otras”, es decir, cualquiera otra… ¿Eso incluye a las que están fuera de la ley?

Corrupción: Entre el 9 y 10 de diciembre no se había mencionado al sindicato y de repente mágicamente se incluyó ese punto en la minuta. Así no se acaba con la corrupción debido a que es un subsistema alto complejo.

Bono de 35 millones: Se presume que está cantidad se le dio a cada diputado para pasaran la Reforma Energética en fast track.

Frenos a la consulta ciudadana: David Penchyna ya había anticipado que esto no pasaría y un día después le pusieron un candado legislativo que evidenció Jenaro Villamil.

Protestas: Por todos lados, en las calles, a las afueras y dentro de los recintos legislativos, asociaciones civiles, de expertos, en los medios, online, impresos y redes sociales.

En mi opinión eso evidencia la ignominia de esta reforma, no se puede legislar en un #CercoAlSenado y con un claro descontento de un sector de la población.

Finalmente quiero puntualizar  que el cuidado del medio ambiente no responde a una ideología de derecha o de izquierda, es nuestro y es nuestra responsabilidad conservarlo por el bien de todos los mexicanos, es así que debemos defenderlo y seguir el ejemplo de Rumania y Polonia.