martes 30 de septiembre de 2014 | 04:54
Columnas

Agenda pública. ¿Qué pelean los maestros?

Enrique Ávila @enrikeavila mar 27 ago 2013 01:35

Y es que esta Ley señala entre otras cosas, quitarle el control de la repartición de plazas y que los maestros serán objeto de evaluaciones, para ver si son aptos o no para desempeñar su trabajo, de no ser así serán despedidos

Nos fuimos al fin de semana con la agenda pública dominada por el tema de los maestros tomando las calles del DF.

Alrededor de 16,000 maestros tomaron las calles del Distrito Federal Con el objetivo de presionar a los legisladores de iniciar un “dialogo” con el CNTE para discutir la Ley del Servicio Profesional Docente, que en pocas palabras es la columna vertebral de la Reforma Educativa , aprobada en meses pasados por el congreso de la unión, la cual se presume, le costó la libertad a la  maestra Elba Esther Gordillo, por eso de ahí surge la pregunta, porque al gobierno y los legisladores estos maestros les metieron tal presión, que la discusión para su aprobación de la ley antes mencionada se retiro del periodo extraordinario de sesiones, lo que significa que aun estamos sin leyes secundarias en materia educativa, por lo que podemos decir, que la reforma educativa aunque ya está aprobada, aun no se aplica. 

Y es que esta Ley señala entre otras cosas, quitarle el control de la repartición de plazas y que los maestros serán objeto de evaluaciones, para ver si son aptos o no para desempeñar su trabajo, de no ser así serán despedidos, aunque en el mundo real eso sucede con todos los empleos la ley no dice eso, obviamente los maestros tratan de manipular a la opinión publica, lo que la ley dice es “Evaluar el desempeño del docente al menos cada 4 años. De no aprobar hasta una tercera evaluación, se darán por terminados los servicios que ofrece como profesor”.

Y no solo eso también dice que “pasaran a una tarea administrativa” Más claro ni el agua, se le darán 3 oportunidades de presentar y obviamente de estudiar para aprobar el examen, y de no pasar, simplemente ya no estará frente a un grupo, pero no se quedara sin trabajo, claro que perderá todas las prestaciones y concesiones de ser maestro de grupo, sabiendo esto ¿cree usted justo que los maestros paralicen una ciudad? ¿Qué el gobierno y los legisladores cedan ante una minoría?

Tal vez lo que no han entendido los maestros es que en un país democrático y con procedimientos claramente establecidos, como lo es el proceso legislativo y que en un país democrático los poderes del estado están obligados a ver por la mayoría que en este caso son los que asisten a las escuelas públicas, que obviamente son más de 16,000.

Ahora ¿quiere usted saber quiénes son los maestros que protestan? Claro está que los que menos días trabajan al año, los que nunca han sido evaluados, lo que reciben 90 días de aguinaldo y los que menor nivel de aprovechamiento y desempeño tienen en el país, me refiero a los estados de Guerrero, Chiapas, Oaxaca, lo que significa también, que más de un millón de alumnos estén sin clases.

“El Maestro luchando, también está educando”

Ojala que los maestros de este país acuñaran esa frase para bien y que lucharan por ser mejores maestros, por forjar mejores niños y jóvenes, ojala que se den cuenta que el educador mediocre solo habla, que el buen educador explica, pero el mejor maestro es el que pone el ejemplo, el ejemplo de respetar las leyes, las instituciones, la libertad de los demás, el respeto al trabajo y al esfuerzo de miles de personas.

Que cambien el paradigma y que sea “el maestro educado, siempre está luchando” pero en su salón de clases, con sus alumnos, en su comunicad, haciendo patria forjando mejores Mexicanos.

EN CORTO: Ojala que los maestros dejen de instrumentarse ellos mismos como una fuerza política, que de esa fuerza ya tenemos mucha y muy mala por cierto, y que se conviertan en una fuerza productiva, en un agente de cambio para las futuras generación, en líderes de opinión, en factores de transformación en sus comunidades, de inspiración para miles de niños que a diario ven en ellos la esperanza de progresar y salir adelante para ofrecerle mejores condiciones de vida a los suyos.

Comentarios: enriqueavila@hotmail.com