viernes 19 de diciembre de 2014 | 07:43
Columnas

Radar Político

Joel Sánchez Rodríguez @joelsanradar lun 15 abr 2013 16:13

De la explosión en Atitalaquia y las acciones de gobierno para paliar la tragedia

A PASO MUY LENTO…

Anunciado el proyecto hace 4 años, el 14 de abril del 2009, fecha en la que el entonces director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Jesús Reyes Heroles anunció que la nueva refinería de la paraestatal tendría como sede Tula de Allende, la construcción de la Bicentenario avanza a paso muy lento y aunque ha transcurrido casi un lustro no se aprecia ahí más que una barda sin terminar y un terreno que presuntamente ya ha sido emparejado pero no se avanza nada en lo que se refiere a la edificación.

De acuerdo a un comunicado de PEMEX emitido esta semana, el jueves 11 de abril se concluyeron los trabajos de reubicación del tiradero de basura que se ubicaba al interior del predio de 700 hectáreas en el que algún día se construirá el nuevo tren de refinación.

La empresa informó que con la ayuda del Gobierno del Estado, de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo, cuyo titular es Honorato Rodríguez Murillo y la colaboración de los ayuntamientos, fueron trasladadas 263 mil toneladas de basura del polígono de la refinería al relleno sanitario intermunicipal que se ubica en Atitalaquia, mismo que cumple las disposiciones de la Norma Oficial Mexicana NOM-086-SEMARNAT-SENER-SCFI-2005 de disposición de desechos y da servicio a cuatro municipios de la región: Atitalaquia, Atotonilco de Tula, Tula de Allende y Tlaxcoapan.

Sin embargo hay que destacar que la remoción de la basura estuvo a cargo del gobierno de la entidad durante 9 meses y que en cambio PEMEX no muestra ningún avance en lo que le corresponde, que la construcción incompleta de una barda representa muy poco en la consolidación del proyecto y que se vuelve necesario que la paraestatal explique el porqué no hay nada palpable en lo que respecta a la Bicentenario, cuando ya se ha cumplido un cuatrienio de un anuncio que simplemente no se concreta como debería.

TRAGEDIA AMBIENTAL…

El incendio forestal registrado este fin de semana en la zona de Peñas Cargadas perteneciente a Mineral del Monte y que desafortunadamente se extendió hacia los municipios de Epazoyucan y Omitlán de Juárez alcanzando una importante extensión arbolada del importante bosque, representa un enorme daño ambiental para toda la región, especialmente porque esa zona boscosa se encuentra adjunta al Parque Nacional de El Chico que conjuntamente representan el más importante pulmón y proveedor de oxígeno para la entidad.

Por ello sin caer en una exageración podría considerarse el incendio como una tragedia en el terreno ambiental, cuyo daño es de mucho lamentarse, pero más lo sería si se llegara a comprobar que el incendio pudo haber sido provocado por la mano del hombre, ya sea por descuido o de manera intencional, lo que de ser cierto representaría además un delito respecto al cual las autoridades estarían obligadas a investigar e identificar a los posibles autores.

Para la población de Mineral del Monte, concretamente la que habita en las comunidades de Santa Rosalía y Tezoantla que fueron de las más afectadas, despierta suspicacias que el siniestro se haya iniciado ahí, precisamente en el lugar en el que hace algunos años se pretendía construir un enorme campo de golf y conjunto habitacional, proyecto al que muchas organizaciones, colectivos y grupos ecologistas se opusieron en su momento y respecto al cual se llegó a denunciar que quienes lo impulsaban, incurrían en un ecocidio, talando y tirando árboles al por mayor e incluso quemándolos para poder tirarlos con maquinaria.

Cierto o falso, los habitantes de la zona e incluso de comunidades vecinas como El Guajolote, ven con desconfianza que el fuego haya comenzado en un paraje boscoso de la zona conocida como La Escondida y que rápidamente ayudado por el viento se extendiera y arrasa con todo a su paso, por lo que el rumor creció en el sentido de que es para favorecer a quienes buscan hacer realidad el club & resort que antes no lograron. Por lo menos la delegación Hidalgo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) que dirige Mario Viornery Mendoza, debe investigarlo.

¿Y LOS CULPABLES?…

Las autoridades estatales aseguran que tras la explosión e incendio registrado en la fabrica de productos agroquímicos ATC en el parque industrial de Atitalaquia, la nube tóxica que se generó derivada del siniestro no representa ningún daño para la salud, que se han monitoreado los pozos de agua de la región y que estos tampoco registran o representan algún riesgo para la población.

Incluso el gobierno del estado a través de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial a cargo de Jesús Romero Quintanar, realizó labores de limpieza profunda en las aulas, techos y plazas cívicas de los planteles educativos de las localidades vecinas, para que este lunes se reanuden las actividades académicas de manera normal.

Pero la limpieza y el monitoreo del agua parece no ser suficiente para garantizar la salud de la población; en los días siguientes al siniestro aparecieron aves muertas en la zona y ello habla de la pésima calidad del aire; el olor fue intenso y fétido en algunas colonias y ahora corresponde a la Secretaría de Salud de Hidalgo cuyo titular es Pedro Luis Noble Monterrubio, el mantener una permanente supervisión tanto en Atitalaquia como en los municipios de la región, para detectar oportunamente cualquier afectación orgánica a los pobladores.

La salud de la población debe ser la prioridad en este momento, pero no por ello debe olvidarse ni pasarse por alto, que alguien debe ser responsable del siniestro ocurrido y debe ser sancionado por ello; tanto las secretarías del Medio Ambiente como la de Trabajo y Previsión Social que en Hidalgo dirige Mayka Ortega Eguiluz, han hecho público que la empresa operaba de manera irregular, sin permisos, sin respetar normas ni derechos laborales, así es que las autoridades tienen ante sí la responsabilidad de indagar y sancionar a quienes hayan incurrido en algún ilícito.

OPORTUNA ADVERTENCIA…

Este sábado las autoridades del Gobierno del Estado, representadas con el secretario de Gobierno, Fernando Quetzalcóatl Moctezuma Pereda, se reunieron con pobladores de Atitalaquia para dar respuesta a las inquietudes surgidas entre la comunidad, a raíz de la explosión en ATC.

Pero ahí mismo, un poblador hizo una denuncia, al advertir que en el municipio vecino de Atotonilco de Tula opera una fábrica igualmente productora de agroquímicos, así es que no hay que pasar por alto la alerta y valdría la pena que se indague en qué condiciones opera dicha factoría, antes de que se repita un siniestro como el ocurrido esta semana.