miércoles 22 de octubre de 2014 | 06:03
Columnas

Mexicanos Primero. El discurso y el Método

Anel Guadalupe Montero Díaz @Anelin00 dom 14 abr 2013 15:22

Las buenas intenciones de Mexicanos Primero y el evidente conflicto de intereses en sus acciones "a favor de la educación en México"

Le pido, estimado lector, que piense en el campo educativo en México, como un campo de batalla donde la iniciativa privada, las ONG´s como Mexicanos Primero, los empresarios en busca de la vida trascendente, el SNTE, la CNTE, el aparato electoral del PRI, el PANAL, el impresentable Gabriel Quadri y la SEP, entre otros, buscan el poder de decidir en mayor o menor grado, sobre los destinos de cientos de miles de millones de pesos y personas. Todos ellos hablan de justicia, buenas intenciones, causas justas, derechos laborales y , sobre todo, “el futuro de México y las nuevas generaciones de mexicanos”.

Y usted se preguntará ¿y dónde están los profesores mexicanos? La respuesta dependerá de a quién le pregunte, dónde se informe y de que a su vez, usted formule las preguntas adecuadas.

En la posmodernidad, es indispensable conocer la posicionalidad y la superficie de inscripción del interlocutor porque le permiten comprender que las articulaciones del discurso del otro dependen de quién lo dice, desde dónde lo hace y qué intereses representa.

Si usted no toma en cuenta lo anterior, entonces es susceptible de ser víctima de lo que Chimamanda Adichie denomina “el peligro de una sola historia”, donde “el otro” no solamente desaparece en el estereotipo o se pierde en la difamación, sino que se niega además la posibilidad de que exista otra versión de la historia, acaso más justa y apegada a la realidad, porque da a cada actor de la misma, un peso propio y proporcional. Cuando esto no sucede, tenemos medias mentiras presentadas como medias verdades: la manipulación como fuente de información.

El conflicto magisterial

¿Cuántas noticias escucha usted en la radio, en la prensa o en la televisión que den cuenta del silencio de los profesores afiliados al SNTE, estimado lector?

Se ha privilegiado la voz de los líderes de la CNTE que “extorsionan” y “chantajean” a los gobernadores de Guerrero y Oaxaca ¿Y qué pasa con el resto de las entidades federativas de la República Mexicana?

Sucede exactamente lo mismo en Veracruz, en Puebla, en Coahuila y en el resto del país ¿Cuál es la diferencia entre el SNTE y la CNTE? Que la primera, a través de sus líderes, vende el silencio de sus agremiados y la segunda, negocia de manera pública lo que el heredero y pupilo de la ex lideresa magisterial, transa en privado.

 Mexicanos Primero. El método

Televisa, Tv Azteca, Grupo Fórmula y W Radio, entre otras, son las empresas detrás de Mexicanos Primero y el panfleto político “de Panzazo” que pretende mostrarle a usted “la neta del planeta” de lo que acontece en las aulas y, sobre todo, con los profesores en México.

Siguiendo el ejemplo de estos preocupados empresarios, hoy Quaker y PepsiCo, junto con la SEDESOL, repartirán atole y galletas en eso que llaman “Cruzada contra el hambre”[1].

Las buenas intenciones, estimado lector, saltan a la vista ¿o no?

El evidente Conflicto de Intereses

Para Mexicanos Primero, no hay contradicción y mucho menos conflicto de intereses. Para Emilio Chayufett tampoco. Déjeme explicarle, estimado lector

En primer lugar, para hablar de Reforma Educativa, tendríamos que abordar los planes y programas de estudio, los currícula, la articulación entre las educaciones y demás. Eso que el discurso oficial denomina “Reforma educativa” no es, no existe. No hay tal.

En segundo lugar, en este momento, los profesores mexicanos seguimos trabajando en nuestras aulas el enfoque por competencias, que no promueve la formación de ciudadanos críticos, analíticos y reflexivos, sino operarios capaces de seguir instrucciones y usuarios, consumidores y espectadores de lo que otros países producen.

Vea usted cómo el plan de estudios ha decidido solucionar el problema de pensar, quitando asignaturas nodales para la construcción del ciudadano del siglo XXI, como la filosofía y otras donde “la teoría” es considerada “paja” y “está de más”. No hay praxis (teoría-práctica) solamente inercia (práctica, sin saber qué están haciendo) en la formación de los educandos de este país.

Y usted se preguntará ¿en dónde está el conflicto de intereses?

Aquí

1.- ¿usted cree que un ciudadano crítico, analítico y reflexivo es parte del mercado cautivo de la compra-venta de votos en época electoral?

2.- ¿considera usted que la supremacía de algunos partidos políticos estaría en juego si los niños mexicanos tuvieran una formación cívica de primer mundo?

3.- ¿piensa que un adulto formado en un sistema educativo integral consume Quaker, Bimbo o productos Pepsi? ¿qué alimentos y productos elegiría?

4.- ¿Cree usted que el educando formado en un sistema educativo de calidad sería público cautivo del canal de las estrellas?

5.- ¿Cuál sería el destino de "el raiting" y de programas como “100 mexicanos dijieron” o “La rosa de Guadalupe” en una sociedad educada, consciente, madura y reflexiva, producto de la educación que recibió durante su etapa de formación académica?

6.- ¿Por qué el énfasis en la lectura y no así en la escritura “si como enseñamos a escribir, enseñáramos a hablar, ya seríamos un país de mudos”[2]?

7.- Miles de millones de pesos del erario público, se destinan a promover iniciativas que fomenten la lectura, basados en una única premisa: “México no es un país de lectores”. Al Dr. Gregorio Hernández, las voces del universo intelectual, académico y literario no le han contestado esta única pregunta que detonaría un debate que (ellos dicen) no existe: ¿quién define lo que es leer?[3]

Estimado lector, después de haber reflexionado acerca de las posibles respuestas a las preguntas anteriores ¿sigue usted pensando que Mexicanos Primero, Quaker, PepsiCo, los políticos priistas al frente de la SEP y de los destinos de México, están cargados de buenas intenciones?

Lo invito a seguir leyendo.

Mexicanos Primero. El Método

En medio de todos esos intereses en conflicto, se encuentran los profesores mexicanos y los secuestros que nadie (aparentemente) ve.

La voz disidente en el magisterio, también está secuestrada: “Son pocos”, los que protestan y “son los mismos de siempre”, denotan una narrativa también secuestrada por el discurso oficial.

Las voces que señalan lo que sucede en el ámbito educativo son muchas, pero no tienen el presupuesto que algunas ONG`s y actores sociales y políticos poseen. Esas voces, tampoco tienen los reflectores que brinda el duopolio televisivo, ni la posibilidad de llegar a millones de hogares con un discurso que presenta una sola (y conveniente) mirada de un asunto donde la autocrítica no solamente no importa, sino que sale sobrando, porque aquí lo que abunda son “las buenas intenciones” y a la sombra de éstas, lo demás es lo de menos.

Sin embargo, algunos mexicanos todavía necesitan que Televisa y Tv Azteca a través de “de Panzazo”, les digan dónde está el problema y cuál es la solución. Los profesores mexicanos, no. Ellos viven a diario los avatares del SNTE, de los medios de comunicación y hasta del vecino que ahora lo ve con recelo: “mira, esos huevones no trabajan, pero bien que cobran regularmente su quincena. Bola de vándalos”

Los cojones de Denise Dresser. Así cualquiera es valiente…

¿Qué le pareció, estimado lector, ver en pantalla a la señora Dresser, decir a todo México que se necesita un Secretario de Educación Pública con cojones?

¿No es digna de admirarse?

¡Qué mujer tan valiente!...afirmaba el espectador en las salas de cine de todo el país, donde fue proyectado en panfleto político.

Si usted vive en provincia, en un Estado administrado por el PRI, en un ayuntamiento priista, sabrá lo que significa la palabra “valentía”, pues desde el poder y avalado por el dupolio televisivo que opera en forma local y otras grandes empresas mexicanas con sucursal en su terruño, sabrá que si se atreve a señalar lo que sea, donde sea, en cualquier momento, lo “desactivarán” utilizando a los textoservidores ad hoc al servicio del Estado.

En toda historia, sobre todo en aquella que cuenta con una hora y pico para ser contada a través de las salas de cine, los editores, realizadores, mecenas e intelectuales que participan en ella, deciden qué es lo que van a contar ¿Hasta aquí estamos de acuerdo, estimado lector?

Si su respuesta es afirmativa, a la valiente señora Dresser y al equipo de bienintencionados señores y señoras que participan en Mexicanos Primero, se les olvidó mencionar los tratos del entonces Presidente Felipe Calderón con la hoy ex lideresa magisterial. Tampoco mencionaron (aún hoy no lo hacen) que las Secretarías de educación de todos los Estados de la República mexicana, han sido colonizados, como le llamó Latapí Carré, por el SNTE, garantizando “la paz social” al gobernador de turno, quien cede puestos a diestra y siniestra que son considerados “conquistas sindicales” en usufructo ad perpetuam por quienes, en nombre de los profesores, transan con los inmorales políticos en el poder.

¿Por qué permiten eso los agremiados? Claman voces indignadas

La respuesta a esa pregunta, es una arista muy seria del conflicto magisterial y la debacle educativa en México, que les faltó contar en “de Panzazo” pero decidieron sólo mostrar la parte de la historia que así convenía a sus intereses.

Para que se dé una idea del poder de las alianzas políticas en México, con los líderes magisteriales que ni los valientes y bienintencionados colaboradores de Mexicanos Primero, quisieron abordar el tema.

La consigna, evidentemente, era otra muy diferente. Hablando de cojones, señora Dresser y para que "las aclaraciones" posteriores fueran válidas, tendrían que ser difundidas, producidas y presentadas de la misma forma que "la versión original", donde se tomaron las decisiones primigenias de qué punto de vista les convendría presentar al público.

Alberto Serdán

Lo invito a leer esta reflexión de un colaborador de “Mexicanos Primero”, el señor Alberto Serdán

http://www.animalpolitico.com/blogueros-el-dato-checado/2013/03/06/ataque-a-los-maestros/#axzz2QHGNZcoS

Me permito hacer algunas precisiones al respecto:

1.- Escuchar a los profesores mexicanos es, ante todo, respetarlos.

2.- Los profesores mexicanos que protestan ante la evidente manipulación de la historia de la debacle educativa en México, difundida a través de “de panzazo”, no tiene nada que ver con “el discurso de los líderes del SNTE”. Esa es otra grave falta de respeto al intelecto del gremio que ustedes no son capaces de ver y que, por cierto, parece que tampoco les interesa.

3.- Como se evidenció en el texto de Alberto Serdán, no hay una posibilidad de conexión entre iguales, es decir, no puede ser que existan voces críticas independientes del SNTE que duden de la pureza de intenciones del panfleto políticol “de Panzazo”, porque entonces “reproducen el discurso del líder”. En esta historia, las voces críticas están en Mexicanos Primero y en sus mecenas. La pureza de intenciones, también.

4.- ¿Cómo puede alguien razonar con Claudio X González, quien desde la iniciativa privada, en junio de 2011 llamó a cerrar las escuelas normales, porque “hay muchas muy mediocres y unas que son un hervidero de política y de grilla... [4 ¿Cómo se atreve este “empresario preocupado por la educación en México” a realizar afirmaciones de este calibre? ¿Quién se cree que es este ser humano que habla de vida trascendente en twitter pero que no es capaz de vivir con el sueldo de un profesor y mucho menos de construir el respeto de una comunidad marginada en el corazón de la sierra?

A los mexicanos sólo nos resta esperar que el señor X lea “El monje que vendió su Ferrari” y se decida a fundar “Los Lamas Primero”, busque a Lolita de la Vega para presentar “De Nirvana” y deje de decir barbaridades escudado en “sus buenas intenciones”. A buscar la trascendencia en otro lado, que le dicen.

“De Panzazo” es, en realidad, un infomercial

Bien visto el asunto, estimado lector, “De panzazo” es un infomercial. Mire usted: hay una intención escindida, falta la autocrítica, pero no falta “el conductor estrella del canal de las estrellas” para decirle “la neta del planeta” y que usted compre una historia que a nadie más que a ellos, les conviene difundir.

¿Usted qué opina, estimado lector?