domingo 23 de noviembre de 2014 | 11:09
Columnas

Casinos en México, "adivina el numero que estoy pensando"

Revolución Selectiva @falsomesias1 dom 14 abr 2013 20:25

Las máquinas tragamonedas están progradas para pagar como ganancias un 82% a un 98% del dinero que se apuesta por los jugadores.

A estas alturas, todos los mexicanos estamos en alguna medida informados acerca de los casinos, ya sea directa o indirectamente, tenemos nociones de como funcionan, las historias de personas que ademas de la perdida patrimonial, son presas de extorsiones, caen en actos delictivos y tienen mayor riesgo de caer en el consumo de drogas o alcohol.

Esto esta documentado ampliamente por organismos como el CONADIC (comisión nacional contra las adicciones) el cual registra mas de 4 millones de personas, un numero impresionante sin lugar a dudas.

SIN EMBARGO la intención de este escrito no es redundar en esta información ampliamente conocida mas bien es poner el acento en uno de esos detalles escondidos y desconocidos a la opinión pública en general, el concepto a tratar es el takeout concepto sumamente relevante en países como estados unidos, y en general en países con alguna tradición y cultura de juegos y casinos.

El takeout es simplemente el porcentaje de pago. Las máquinas tragamonedas estan típicamente programadas para pagar como ganancias un 82% a un 98% del dinero que se apuesta por los jugadores, esto en Estados Unidos,  Esto se conoce como el "porcentaje de pago teórico" o RTP, "lo que vuelve al jugador". El porcentaje mínimo de pago teórico varía y por lo general es establecido por la ley o el reglamento, el problema es que en México no hay una definición al respecto, en gobernación no hay referencia alguna y los casinos no publican nada al respecto.

 

Este asunto no menor, sin lugar a dudas se presta a fraudes y abuso de parte del casino al jugador, dado que no es lo mismo ir a un casino regulado (U.S) donde tengas garantizada una tasa de retorno razonable, a jugar en paises y casinos donde tus posibilidades de ganar son matemáticamente improbables.

 

Sin embargo, en México extrañamente esta cifra nunca es mencionada, ni esta definida, esto debido a ignorancia por parte de los jugadores y una actitud extrañamente pasiva del organismo regulador, la secretaría de gobernación.