sábado 01 de noviembre de 2014 | 07:09
Columnas

Sobre la remota posibilidad de una tercera guerra mundial 

Jorge A. Romero @YorchAromero sáb 30 mar 2013 14:09

Tras las amenazas de Corea del Norte, país que anunció este viernes que está listo para atacar en cualquier momento a Corea del Sur y Estados Unidos (EU), de inmediato en Twitter el hashtag #IIIGuerraMundial se colocó en primer lugar, hecho que mostró la preocupación de los cibernautas por la posibilidad de un conflicto bélico de grandes proporciones.

Encontré dos posiciones en la red: aquellos que mostraban su preocupación e incluso evocaban a John Lenon y sus archiconocidas “Give peace a chance” e “Imagine” y aquellos, como yo, que se mostraban escépticos respecto a un eventual conflicto de alcances catastróficos. 

Si bien el orden geoeconómico mundial hoy día es prácticamente un caos, por decir lo menos, no veo un incentivo que alcance para detonar un conflicto en el que se formen dos grandes bloques como ocurrió en la primera y segunda guerras mundiales. No veo el combustible para encender una gran conflagración mundial.

Por supuesto es delicado que la Unión Europea esté padeciendo una crisis económica que cimbró sus propios cimientos, pero tanto Alemania como Francia tienen la fuerza suficiente para mantener ese bloque a flote en términos tanto financieros como políticos.

Los países que están hoy en crisis al interior de la Unión Europea saldrán de ella, como lo ha hecho México, un país que con niveles de pobreza mayores a cualquier nación del bloque europea, logró salir del error de diciembre, una crisis tan profunda como la que hoy viven Chipre, Grecia o España.

A lo mucho, si Corea del Norte cumple su amenaza de lanzar misiles contra objetivos estadunidenses, el conflicto quedaría centrado en una pequeña región del planeta, particularmente en territorio de ambas Coreas y en bases estadunidenses instaladas en el Pacífico.

Como lo consignaron varias agencias de noticias, el propio Ejército Popular Coreano (KPA) precisó que sus objetivos están, al menos en un inicio, constreñidos a las bases militares estadunidenses en el Pacífico, incluyendo Hawai y Guam, así como las ubicadas en Corea del Sur, de acuerdo también al líder coreano Kim Jong-un.

La agencia de noticias BBC cita a analistas para explicar que Corea del Norte carece de tecnología suficiente como para lanzar ataques contra territorio continental estadunidense. Sus misiles le alcanzan para llegar a algunas bases militares estadunidenses en Asia. Eso sí, quienes deben estar preocupados en este momento son quienes viven en Corea del Sur, quienes sí están en la mira y al alcance de sus vecinos del norte.

Por otra parte, un gran aliado de Corea del Norte, China, no se montado a la actitud belicista y, al contrario, ha llamado a calmar los ánimos.

Luego de la campaña de amenazas del régimen de Pyongyang hacia Corea del Sur y EU, tras las sanciones impuestas por la ONU en represalia a la última prueba nuclear de febrero, China anunció su respaldó contra la penalización hacia Corea del Norte, lo que, según analistas citados por la agencia EFE, profundiza el aislamiento del país comunista.

Por tanto no es descabellado concluir que el debate en torno a la posibilidad de una tercera guerra mundial en Twitter es más bien un tema que, antes de tomarse demasiado en serio, terminó con el aburrido puente vacacional de Semana Santa.

jorgebeat77@me.com