sábado 25 de octubre de 2014 | 04:26
Columnas

Modelo de desarrollo latinoamericano: Costa Rica

Samantha Gutiérrez Arango @Samantha_Gut lun 25 mar 2013 19:06

La innovación que Costa Rica ha hecho como conjunción en esta receta de desarrollo debería de impulsar a demás países latinoamericanos a seguir su propia receta 

A los países en América Latina los une un factor que impacta de manera preponderante la conformación de su gobierno así como el desenvolvimiento de la población: la pobreza. Usualmente se hace referencia a la pobreza alimentaria, la pobreza patrimonial, entre otras. Es entonces que la búsqueda para eliminar la pobreza física a la que se hace referencia se convierte en el denominador común de los países. Sin embargo, eliminar la pobreza como tal es únicamente un medio para llegar a las metas que realmente se quieren: tener una mayor calidad de vida. El objetivo no es entonces eliminar la pobreza, sino uno que va más allá de ello, pero que a su vez la incluye como un paso para que se logre. Aquella es la diferencia como tal con respecto al crecimiento y al desarrollo económico. No basta con crecer, sino hacerlo impactando en el tejido social.

Un país latinoamericano que ha ido más allá de la lucha por la pobreza e influyendo en las personas ha sido Costa Rica. Es considerado uno de los países con mejor calidad de vida de todo el continente, cuenta con un nivel de calidad de educación alto, al igual que de desarrollo humano. Además ha logrado conservar gran parte de  su herencia natural y ha sido un precedente en términos de ejemplo de paz, debido a que no tiene ejército como tal. ¿De qué serviría tener un gran poder adquisitivo cuando no existen las condiciones sociales para que se disfrute? Por querer ser como otras regiones en lo económico no se alcanzan a vislumbrar las consecuencias en esas sociedades. Un análisis de la situación privilegiada de Costa Rica en relación a su calidad de vida revela que es resultado de la conjunción diversos factores: educación de calidad, estabilidad política, desarrollo sustentable y desarme internacional. Es por ello que a través de este trabajo se realizará un acercamiento a estos factores del país que impactan en la calidad de vida del país. Así, al conocer más la situación de Costa Rica y sus éxitos en estos ámbitos puede ser de gran ayuda para el desarrollo de los demás países latinoamericanos, empezando por México. Para fines de este trabajo, se analizarán algunos factores, desde el punto de vista costarricense, que impactan de manera decisiva en el tejido social de los países y que están incluidos parcialmente en este índice. Ellos son la educación, el desarrollo sustentable, la estabilidad política y el desarme internacional.

Costa Rica es un país que se encuentra en Centroamérica. Tiene como vecinos a Nicaragua y a Panamá. En cuestión política, recientemente ha tenido fricciones con Nicaragua por la delimitación de su frontera, sin embargo, en base a negociaciones han llevado a cause el conflicto. En el 2010 tomó cargo como presidenta Laura Chinchilla, siendo la primera mujer en ser presidenta del país. Se está continuando en el país en un proceso de liberación de empresas anteriormente controladas por el Estado, como las telecomunicaciones y la electricidad.

 Costa Rica provee materias primas, como el café y el plátano, aunque el turismo es su principal generador de divisas. Últimamente se ha diversificado en su actuar económico. El país cuenta con un sistema de salud de alta calidad al igual que de educación. Así mismo, más de una cuarta parte de su extensión geográfica es zona natural protegida, que alienta al turismo ecológico. Es una democracia que no ha sido interrumpida por más de un siglo y no cuenta con ejército desde 1948.

Existen diversos indicadores que se han creado para mostrar las formas en que las sociedades se desenvuelven y que permiten que haya una interrelación entre diversos factores que impactan en ellos. Entre ellos se encuentra el índice de calidad de vida. Aquél ha surgido para mostrar de manera más clara los avances en cuanto a desarrollo social se refiere en conjunto con otros valores. El organismo que se ha encargado de publicar estos estudios de manera académica ha sido The Economist Intelligence Unit. Éste realiza estudios que muestran la correlación de distintos factores que marcan la calidad de vida. Sus resultados han mostrado en el año de 2009, que de los 160 países en los que se aplicó esta prueba, Costa Rica es el más alto de Latinoamérica, quedando en la posición 33. (Latin America economy: Ranking quality of life, 2009). Aquellos resultados muestran que la situación de Costa Rica en este ámbito ha sido favorable, incluso por encima de países con una mejor posición económica. Y es precisamente que este índice llega a medir más que sólo la cuestión económica. En él intervienen: el PIB per cápita, la esperanza de vida, la vida familiar (en la que intervienen los factores de cohesión familiar), la libertad política, la seguridad en el empleo, el aspecto ambiental, la seguridad física personal, la vida comunal, la gobernanza y la igualdad de género. (Latin America economy: Ranking quality of life, 2009). Estos factores han sido cambiados a través de los años en los cuales se han agregado o cambiado la forma de percepción de las personas con respecto a su entorno. Por lo tanto, el índice de calidad de vida podría incluir otros factores más que incidirían en la forma en que las sociedades se desenvuelven como la educación.

La educación es un tema que es clave en el desarrollo de las sociedades pues es éste el que representa la incubación del futuro de los países. Por lo tanto, en él recaen diversos factores que miden que la relación con la calidad de vida como término social, más que índice. En Costa Rica, el papel de la educación ha sido un tema recurrente en las diversas esferas y desde hace tiempo. Desde 1870 se estableció que la educación básica sería gratuita y obligatoria, siendo uno de los países pioneros en el tema. Ello y su constante mantenimiento ha logrado que actualmente cuente con uno de los índices de alfabetización más altos de Latinoamérica. Ello muestra que la educación más allá del gasto que se ejerce en porcentaje del PIB (5%), se procura ir avanzando en acciones que redunden en su expansión y su calidad. Sin embargo, más allá de las acciones que se ejercen a nivel básico, existen 68 universidades, entre públicas y privadas que proveen de la preparación humana calificada. Ello es posible en parte a que la preparación se va consolidando desde tiempo antes, ya que en el 50% de las escuelas se les enseña inglés. El sistema educativo superior cuenta con diversas certificaciones internacionales que permite que su calidad permanezca. Ello es visible cuando Costa Rica es uno de los países líderes en exportaciones de alta tecnología pues refleja el recurso humano calificado.

Finalmente, un punto que es clave para mantener una sana convivencia y desarrollo de las comunidades es la paz. En ellos, Costa Rica ha tenido un liderazgo preponderante en dos rubros: el desarme transnacional y la disolución de un ejército nacional. Así mismo, se ha hecho hincapié en acciones que disminuyan más allá del comercio de armas nucleares, el comercio de armas cortas pues son ellas las que causan más muerte y violencia en el mundo. Desde el año de 1949, cuando José Figueres, entonces quien detentaba el poder político, se creó una nueva constitución que rige actualmente el país. En ella se estableció la supresión del ejército como forma de promoción de la paz. Esta acción promovería una cultura e invitación a las demás naciones de velar y hacer acciones comunitarias y solidarias, evitando la violencia como forma de solución de controversias.

A lo largo de la historia han existido diversas opciones para lograr una meta conjunta de crecimiento en cada país. Cada uno ha logrado captar diversas maneras de desarrollarse con distintas metas. Latinoamérica como tal, ha sido una región que ha seguido una variante de modelos de desarrollo de manera general. La mayoría de ellos claman por la disminución de la pobreza, el proveer de mayores opciones para sobresalir y un mejor papel en el ámbito internacional, opciones que todos los países comparten como objetivos específicos. Sin embargo, la mayoría de ellos se ha enfocado en modelos de desarrollo que han sido plasmados como reflejo de otros y que se involucran más hacia la forma de llegar hacia una meta que es el desarrollo y no en llegar a ella precisamente.

Uno de los países clave en formas de desarrollo que van enfocadas hacia una meta final y de largo plazo, que es una propuesta propia, ha sido Costa Rica. Este país ha aplicado una fórmula que ha redundado en un producto único en la región y en el mundo como tal. Han innovado en su intento por proveer la meta final que es otorgar una mayor calidad de vida a todo aquel que lo habita. Algunos ingredientes que han hecho de esta mezcla un producto exitoso han sido: la educación, el desarrollo sustentable, la estabilidad política y el desarme internacional. La educación básica de calidad es clave en esta mezcla así como el apoyo a ciencia y tecnología. El desarrollo sustentable es uno de los pilares para un sano esparcimiento y desarrollo que vaya enfocado hacia la preservación de los recursos naturales para las generaciones futuras. La estabilidad y la madurez del sistema democrático basado en la solidez de las instituciones son relevantes para el desarrollo y la canalización de las propuestas ciudadanas. Y finalmente, la lucha  por el desarme internacional de armas, empezando con su ejemplo, hacen de Costa Rica una receta exitosa de procuración por una calidad de vida holística en Latinoamérica. Por supuesto que tendrá algunas vertientes mejorables, sin embargo, es de destacar los puntos que lo han llevado a ser hoy uno de los países con mejor calidad para vivir en la región e incluso uno de los más felices del mundo según The Happy Planet Index. La innovación que Costa Rica ha hecho como conjunción en esta receta de desarrollo debería de impulsar a demás países latinoamericanos a seguir su propia receta al desvincularse de espejos y lograr con ello una mejor calidad para sus habitantes.