viernes 31 de octubre de 2014 | 03:25
Columnas

La finalidad del Estado

Luis Oscar Ruiz @RACZOBLUE mié 6 mar 2013 08:57

La finalidad del Estado debe ser perseguir el bien común de la sociedad y de todos y cada uno de sus integrantes, el Estado debe tener la férrea voluntad de morir en el intento por beneficiar a sus gobernados, incluso por encima de cualquier “compromiso” adquirido.

Los seres humanos que conformamos todas y cada una de las comunidades en nuestras ciudades y entidades federativas no tenemos por qué padecer los errores, torpezas, ni aquella opulencia ofensiva de nuestros gobernantes.

Si bien es cierto, los ciudadanos tenemos responsabilidad por haberlos elegido al ejercer nuestra obligación y nuestro derecho al sufragio, pero también lo es que su desempeño tiene que ser basado y fundamentado a favor y bienestar de la sociedad.

No existe un motivo por el cual un gobierno no trabaje a favor de sus gobernados, no hay justificación para enriquecimientos “inexplicables” en ningún nivel gubernamental, por el contrario, debería de exigirse prisión para todos aquellos que usan y abusan del poder utilizándolo en sentido contrario a la protesta que rindieron.

Como sociedad centremos nuestro interés en observar, fiscalizar y comprobar a nuestros servidores públicos, ellos, esos servidores viven de un sueldo emanado del pueblo, motivo este, por el cual su labor debe ser transparente y tendiente a favorecer el bien común y el progreso de todos y cada uno de los que componemos la sociedad.

Servidores públicos ineficientes, torpes o corruptos no deben ser tolerados, lo que sí, deben ser exhibidos y señalados, y en su caso, procesados si la acción u omisión cometida esta penalmente sancionada.

De insistir en la impunidad no avanzaremos, pero seguro estoy que seguiremos hundiendo más este país, de seguir votando por tal o cual partido sin razonar y solo por las “regalías” que estos nos dejan en periodos de elección, seguiremos padeciendo políticos “desrazonados”, incompetentes y solo “participativos y preocupados” a favor de sus partidos, de causas particulares y no generales a favor del pueblo.

No actuemos como “fanáticos”, esos que aplauden y asientan sin sentido, sin razonar, aun y cuando los están sumergiendo en un mar de excremento, ellos, ellos siguen aplaudiendo.

“Todos aquellos que mal utilizan el dinero de un gobierno y con ello afectan al pueblo deben pagar caro su atrevimiento, con prisión”.

Luis Oscar.

@RACZOBLUE