sábado 25 de octubre de 2014 | 02:02

Polvo. El recurso del pataleo

Elizardo Sánchez @elplayense mar 5 de febrero de 2013

Lamentable Posición del PRD

Ante el dictamen que la Unidad de Fiscalización del IFE realizó a sus informes de gastos de campaña. Y dije claro “a sus informes de gastos de campaña” porque eso fue precisamente lo que estudió la Unidad, y no la investigación de los recursos que bien o mal se ocuparon en la campaña de AMLO. De esos ya se dio cuenta y se les impuso una sanción. 

La Unidad de Fiscalización del IFE fue la receptora de la documentación comprobatoria de los gastos de campaña de cada uno de los partidos o coaliciones; esta oficina recibe, sin prejuzgar, las comprobaciones y las analiza a la luz de las prácticas comúnmente utilizadas en los procesos contables. Además, en caso de falta de cualquier requisito esa Unidad hace el requerimiento –observación- al omiso para que subsane. Solo después de esto, resuelve. 

En consecuencia, la Unidad de Fiscalización solo califica lo que los partidos políticos le envían, realiza observaciones que deberán subsanar los mismos partidos políticos y solo después, si los partidos incumplen, propone sanciones. 

Esta oficina es eminentemente técnica; fue pensada y planeada para realizar un trabajo lejano a las presiones de los partidos políticos y con esto procurar certeza en la calificación de los gastos de campaña. Fue diseñada por las presiones políticas del PRD debido al resultado de la elección del 2006. 

No debemos olvidar que en esas elecciones el PAN tuvo que dar su brazo a torcer con la cúpula del PRD para lograr un mínimo de gobernabilidad y algunos acuerdos tuvieron que ver con la reorganización del IFE. De esos movimientos nace la Unidad de Fiscalización que trataría de convencer -y anular- el discurso de AMLO sobre los dineros de “la mafia en el poder”. 

También se tuvo que dar paso a la prohibición de que los particulares pudieran contratar espacios en radio y TV para propaganda política y que fuera el IFE el único autorizado a repartir la propaganda política a través de los “tiempos oficiales”; exclusivamente a los partidos. Por supuesto también estuvo el tema del monitoreo de tiempos, a cargo del IFE. 

Hoy que las izquierdas volvieron a perder –por mayor margen que en el 2006- y ante la inminencia de una multa que erosionaría sus finanzas el PRD se monta en el caballo de las reformas al IFE, según ellos para garantizar mayor equidad en las contiendas. Lo cierto es que la cúpula está tratando de salir del brete con pataleos para así acallar a los grupos internos que desean arrebatarle a “Los Chuchos” el control burocrático de la franquicia. 

Recapitulando

Es increíble que el PRD se exhiba por su incompetencia al manejar una contabilidad tan simple y pequeña como la que representan los gastos de una campaña política. ¿Qué harían si tuvieran que gobernar un país? En un ejercicio de imaginación, claro. 

Baja California

Dicen que el miedo no anda en burro y que el poder borra cualquier fealdad: Ya se cocina, a fuego lento, la coalición PAN-PRD-PANAL… los Chuchos de la mano de Elba Esther. ¿no que no?