viernes 31 de octubre de 2014 | 08:55

Caen en Hidalgo dos homicidas seriales de mujeres

Joel Sánchez Rodríguez @joelsanradar sáb 2 de febrero de 2013

Pachuca de Soto, Hgo.- Agentes de la Coordinación de Investigación dependientes de la Agencia de Seguridad e Investigación de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, lograron la identificación y captura de los homicidas confesos de 7 mujeres en el municipio de Tula de Allende, donde cometieron los ilícitos en un lapso de 6 meses, originando la movilización de todas las corporaciones policiacas e incluso de elementos de la Federal y el Ejército Mexicano.

Omar Gregorio Nieves Rebelez y Constantino Domínguez Torres, son los homicidas seriales capturados por las autoridades hidalguenses, el primero de ellos en Tula de Allende y el segundo en el municipio de Mineral del Chico, donde pretendía refugiarse a fin de sustraerse de la acción de la justicia.

De acuerdo a información revelada en conferencia de prensa por el secretario de Seguridad Pública, Damián Canales Mena, dichos sujetos son identificados como los responsables de los homicidios de Angélica Selene Hernández Vega, Ana Maribel García, Laura Reyes Ramírez, Elda Ordaz García, Catalina Mendoza Pérez, Mónica Sánchez Lugo y Ana María Tecontero Contreras, cuyos cuerpos fueron localizados en diversas zonas de Tula.

Por declaraciones de los mismos inculpados las autoridades pudieron conocer que Omar Gregorio Nieves Rebelez, de 33 años y originario de Tlalnepantla, Estado de México; es el presunto autor material de los homicidios de las 7 mujeres en tanto que Constantino Domínguez Torres de 26 años, alias “El Tino” o “El Gorila”, originario de Zumpango, fue cómplice y autor intelectual de los últimos tres crímenes, dos de los cuales los cometieron el mismo día.

Uno de los detenidos, de oficio taxista, se sabe que se valía de la unidad de servicio de transporte público para llevar a sus víctimas hasta los sitios más alejados e inseguros del municipio a fin de cometer los homicidios y abandonar los cadáveres, tal como lo hizo en lugares como el libramiento Tula-Tepeji, en la zona de quemadores de la Refinería, a la orilla del canal Endhó, San Pedro Alpuyeca, Jalpa y la 2ª sección de El Llano, sitios donde actuaba con total impunidad.

El secretario Damián Canales Mena, hizo un público reconocimiento por las indagatorias y el trabajo realizado por los agentes a quienes calificó como “los mejores investigadores” dirigidos por el comandante Fernando Bernal García y dio detalles de las declaraciones de los detenidos, para cuya captura –dijo-, fue clave la declaración de Guadalupe “N” a quien identificó como pareja sentimental de Omar Gregorio Nieves Rebelez que resultó ser el homicida serial.

En cada uno de los casos, las víctimas fueron sometidas con armas punzocortantes o un desarmador, amarradas, golpeadas y solo en uno de los homicidios se perpetró además un ataque de carácter sexual según se indicó.

Cabe destacar que solo en dos de los casos, las víctimas eran conocidas del homicida confeso y las otras cinco sufrieron el ataque luego de abordar el vehículo de transporte público que conducía Omar Gregorio Nieves desde que dejó de laborar en una empresa ubicada en el parque industrial de Atitalaquia, donde conoció a Constantino Domínguez quien se convirtiera en su cómplice.

La semana anterior, familiares de las víctimas y grupos de la sociedad civil de Tula de Allende y la región, se manifestaron para exigir el esclarecimiento de los hechos que consternaron a toda la población y se entrevistaron tanto con el gobernador José Francisco Olvera Ruiz, como con el secretario de Gobierno, Fernando Quetzalcóatl Moctezuma Pereda; el de Seguridad Pública, Damián Canales Mena y el Procurador General de Justicia, Alejandro Straffon Ortiz, quienes ofrecieron que las instituciones pondrían todo su empeño y no se escatimaría esfuerzo ni recurso alguno para dar con los responsables, hoy ambos sujetos ya están en prisión sujetos a un proceso penal.