viernes 29 de agosto de 2014 | 07:26

Juicios de amparo contra la Reforma Educativa o el engaño mediático a los maestros. 

Carlos Alberto Flores Mendoza @carlossfloresm lun 14 de enero de 2013

Como ya todos sabemos, el pasado mes de diciembre, el presidente Peña Nieto envió al congreso su  Reforma Educativa con la cual se pretendía modificar los artículos 3° y 73 de la constitución, con dichos cambios se buscó darle mayores atribuciones al estado para el control y organización del magisterio nacional, como era de esperarse dicha reforma avanzo muy rápidamente  en la cámara de diputados y días después en el Senado de la república, con lo que fue aprobada y pasó a los Estados para su discusión y aprobación, para cumplir con los requisitos para que la reforma se integrara de forma plena al texto constitucional.

Todo lo anterior ha provocado que dentro del magisterio exista una especie de temor y euforia ante esta reforma, provocando con ello que se empiecen a buscar mecanismos para dejar sin efecto a la misma, así de esta manera se está convocando a los maestros de varios estados a promover juicios de amparo de manera colectiva e indiscriminada; el juicio de amparo es un icono judicial en cuanto a su finalidad de Garantizar la constitucionalidad de los Actos y leyes de Autoridad, sin embargo, tiene limitaciones en cuanto a su procedencia dado que en los artículos 103 y 107 que rigen la ley de amparo no existe una referencia sobre si tiene efectos sobre reformas constitucionales.

La Suprema Corte de Justica de la Nación ha declarado improcedentes juicios de amparo contra reformas constitucionales, el antecedente más cercano lo tenemos en el año 2011, donde la corte desecho la procedencia del amparo interpuesto por varios intelectuales contra la reforma electoral.

De manera clara y objetiva, y atendiendo a antecedentes jurídicos próximos, los juicios de amparo promovidos por los maestros son improcedentes, por las siguientes razones:

1.- No se puede pedir amparo para nulificar una Reforma Constitucional. (1)

2.-No se puede declarar inconstitucional a la propia Constitución. (1)

3.- El poder judicial no tiene facultades para restituir  o modificar un precepto Constitucional.

4.- El amparo tiene efectos sobre las acciones y omisiones de las autoridades que provoquen abusos constitucionales, también sobre las leyes o normas generales que dañen los derechos constitucionales de los individuos, más no sobre la constitución misma porque se le considera “Ley Suprema”. (2)

5.- En el supuesto de que se considerara procedente el amparo contra una Reforma Constitucional,  se crearía Una “Aberración Jurídica” ya que el Amparo dejaría sin efecto una Ley Constitucional a un determinado sujeto o grupo, lo que entraría  en contradicción con la propia esencia constitucional, dado que la constitución como Ley Suprema se aplica a todos, sin excepción. (2)

Considero que los juicos de amparo promovidos por los sindicatos son una cortina de humo para crear la ilusión a los agremiados que se lucha con ellos por sus derechos, ¿Qué paso con los amparos a la ley del ISSSTE  en 2007? Nada, lo mismo que pasará con estos amparos, sabemos que las cúpulas sindicalistas están de acuerdo con las reformas, siempre y cuando se conserven sus privilegios, ¿por qué en la reforma educativa no se incluyo algún apartado para la transparencia y aportación voluntaria de nuestras cuotas? ¿Por qué en la reforma laboral no se modifico que los maestros pudieran elegir libremente sindicato?, son reformas (la educativa y la laboral) a modo para el gobierno y los líderes sindicales, me pregunto ¿Por qué los sindicatos no realizan alternativas de movilización que realmente lleven a un posicionamiento claro y fuerte del magisterio? ¿Por qué nos envuelven en juicios de amparos masivos que ellos mismos saben que no tendrán el mayor efecto?

La mayoría de maestros estamos a favor de las reformas, pero que estás sean globales y eficaces,  que se termine el estigma de que el fracaso educativo es sólo responsabilidad de los maestros, sabemos que el sistema educativo está viciado y que debe cambiar, los maestros debemos estar dispuestos a buscar mecanismos para cumplir con la calidad educativa, la tarea es difícil por las condiciones de pobreza, marginación y violencia que se vive en el país, una educación educativa empieza por una escuela digna y una sociedad en bienestar.

En conclusión los maestros debemos unirnos a la lucha por la calidad educativa, con, sin y pesar de nuestro gobierno, pero además luchar por nuestros derechos con, sin y a pesar de nuestros sindicatos.      

Bibliografía

( 1) Castro y Castro, Juventino  El amparo contra las reformas constitucionales  en Revista Trilogía,  consultado el 13/01/2013, http://www.revistatrilogia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1191:el-amparo-contra-las-reformas-constitucionales&catid=116:cat-jcc&Itemid=338

( 2) Nava Ramírez Verónica, Procedencia del juicio de amparo contra el proceso de Reforma Constitucional ¿puede ser inconstitucional la constitución?  En Biblioteca Jurídica Virtual, Instituto de investigaciones jurídicas, UNAM, 2011, consultado el 13/01/2013 http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/7/3066/6.pdf