viernes 31 de octubre de 2014 | 09:37

2012 el año que se va

Francisco Ramos @fcojrz jue 27 de diciembre de 2012

Karl Marx, escribió “los seres humanos hacen su propia historia”, en 2012 los mexicanos decidimos que este año sea recordado como el cual el PRI regresó al Poder Ejecutivo Federal, dejando atrás lo que popularmente ya se conoce como la decena trágica, en alusión a dos sexenios perdidos. En este periodo que se va, la historiografía también registrará otros sucesos, mismos que como parte del balance final vale la pena recordar.

En enero, en la elección primaria del partido más conservador de México resultó elegida Josefina Vázquez Mota, como candidata del PAN a la Presidencia de la República, para algunos fue sólo un proceso interno, para otros es el ejemplo más visible de la incapacidad política de Felipe Calderón, que fue incapaz de operar políticamente con los militantes de su mismo partido, que habría de colapsar en las elecciones de 2012, de la misma forma que el crucero italiano Costa Concordia, colisionado con un arrecife frente a la Isla de Giglio.

En marzo en un país envuelto en lo que estúpidamente llamaron la “guerra contra el crimen organizado” en la cuna la cuna del movimiento cristero llega en visita no oficial Joseph Aloisius Ratzinger, Jefe del Estado Vaticano, su presencia desata el fervor de los católicos en México, produce un cordial apretón de manos entre Vicente Fox y Andrés Manuel López Obrador, pero no hace que mejore la percepción de la población de un gobierno fracasado, que favorece con asientos de élite en los eventos de Benedicto XVI, a las familias de dos ex secretarios de gobernación, pero se olvida del luto de más de 80,000 familias mexicanas.

En abril iniciaron las campañas presidenciales, un mes antes Felipe Calderón aseguraba que la candidata del PAN estaba sólo cuatro puntos abajo del puntero en las encuestas, otra mentira más de quien tristemente fuera nuestro Presidente, la “pinche Sota” un estadio Azul vacio, la ira espontánea de comensales en Tres Marías en contra de Vázquez Mota, así como su mala condición física, presagian una derrota estrepitosa para el partido en el cual también milita el joven Juan Pablo Castro Gamble famoso este año por su homofobia extrema.

En mayo, se realiza el primer debate entre los cuatro aspirantes a la Presidencia de la República, Vázquez Mota ya sin fuerza para andar, López Obrador con un discurso anacrónico y Gabriel Quadri autoproclamándose “candidato ciudadano” consolidan a Enrique Peña como el candidato puntero, originado que días después seguidores del candidato de la coalición Movimiento Progresista revienten un evento en la Universidad Iberoamericana dando origen al movimiento #YoSoy132 al que rápidamente los promotores de López Obrador califican como “la primavera mexicana”, meses después estos ilustres jóvenes demostraron que lo suyo no es la democracia, más bien recurren a la traición y la comisión de conductas delictivas tal y como lo demostró la contratación de Antonio Attolini en Televisa y las actos violentos cometidos por estos vándalos el 1 de diciembre de 2012.      

A mediados de año Francés François Hollande y Nicolás Sarkozy presumen al mundo la democracia francesa, mientras que Ángela Merkel le recuerda a Europa que no obstante dos guerras mundiales perdidas, hoy Alemania, es quien decide el futuro del viejo Continente, naciones como Grecia, España e Italia devastadas por la crisis económica, no tiene otro camino sino seguir al pie de la letra las instrucciones que en política económica dicta el país teutón.

En junio, diez días antes de celebrarse la jornada electoral se anuncia con “bombos y platillos” la presunta detención de quien se dijo era el hijo de alias “chapo”, finalmente resulta ser otra persona sin vínculo sanguíneo con la familia Guzmán Loera, poniendo el último clavo al ataúd de la campaña de Josefina Vázquez Mota, quien el día de su cierre de campaña recibe “línea” para anunciar que en caso de ganar el Procurador General de la República será el ex presidente Felipe Caderón.

En julio, en las elecciones más concurridas de la historia de México, el licenciado Enrique Peña Nieto resulta el candidato más votado, como era de esperarse Andrés Manuel López Obrador, no reconoce los resultados, recurriendo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para solicitar la anulación del proceso electoral, como una estrategia para mediáticamente permanecer vivo, toda vez que las pruebas que presenta resultan una charada, sin embargo éstas le garantizan los reflectores de  televisión, radio y prensa escrita para más adelante anunciar que su Movimiento de Regeneración Nacional se convertirá en partido político.

En agosto, la selección de México conquistó la medalla de oro del torneo de futbol varonil de los Juegos Olímpicos Londres 2012, a la fecha es el mayor éxito del balompié azteca, veinte días después la Sala Superior de la autoridad judicial electoral, calificó la elección de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, emitiendo la declaratoria de Presidente Electo, que terminó con una promesa hecha por Felipe Calderón, en la cual se presume “juró” que mientras fuese primer mandatario el PRI no regresaría a los Pinos.

En septiembre, la detención en días anteriores de dieciocho personas que se trasladaban en territorio nicaragüense en camionetas con cromáticas falsificadas de la empresa Televisa, convierten un noticiero radiofónico en un “tribunal de alzada” en el que se indicia, se juzga y se condena con base en preguntas y presuposiciones; mientras en la última celebración del Grito de Independencia, la indiferencia de los asistentes confirman que durante su gestión el último ex presidente no pudo disfrutar de un solo día de legitimidad, complejo que lo llevó a sentirse el protagonista de la película Air Force One, al ordenar hacerse escoltar por cazas de la Fuerza Aérea Mexicana en uno de sus últimos viajes a bordo del avión presidencial.

En octubre, víctima de una “guerra” perdida es asesinado cruelmente el hijo de de Huberto Moreira, ex Gobernador de Coahuila; días después en un golpe de suerte en esa misma entidad federativa, cae abatido por elementos de la Secretaría de Marina, Heriberto Lazcano Lazcano, lo que debió ser uno de los pocos éxitos de la anterior administración en materia de seguridad pública, termina convirtiéndose en una pifia más, pues el cadáver de alias “lazca” es sustraído de una funeraria que carece la mínima seguridad, evidenciando así la incapacidad de los responsables de Plataforma México, que se “supone” tiene entre sus objetivos la rápida identificación de los presuntos indiciados.

En noviembre, no deja de sorprendernos el fracaso de la cruzada contra el crimen organizado del gobierno federal, apenas dos meses atrás servidores públicos, balearon un vehículo diplomático de Estados Unidos en el cual viajaban elementos de la Agencia Central de Inteligencia, tímidamente en dicho mes apenas se anuncia que se obtuvo una orden de aprehensión contra catorce elementos de la Policía Federal relacionados en el ataque ocurrido en Tres Marías, lo que ocasiona fuertes enfrentamientos verbales entre los ex titulares de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública federal confinándose así la descoordinación de los responsables de la seguridad nacional.

En los últimos meses del año Willard Mitt Romney en los Estados Unidos de América y Henrique Capriles Radonski en la República de Venezuela, preferidos por las élites financieras del mundo sobre sus rivales políticos, reconocen con elegancia su derrota en sus respectivos comicios presidenciales, mostrando de esta forma su respeto ejemplar por la regla más elemental de la democracia, a diferencia de un neo caudillo mexicano que a la fecha insiste en que hacernos creer que únicamente su victoria y la desaparición de partidos políticos e instituciones representan la consolidación de un régimen democrático.

En diciembre, comienza a circular el libro México en llamas: el legado de Calderón, de Anabel Hernández, en el cual se detallan los horrores de un sexenio que hoy afortunadamente es historia, pues los ciudadanos de este País hicimos la historia, decidiendo el futuro que deseamos para los próximos seis años, 19 millones 158,092 de mexicanos sin presiones, elegimos dejar atrás el recuerdo de dos administraciones fallidas, y decir no a los proyectos populistas de nación, en el año 2013 llegó el momento de un “México donde cada quien pueda escribir su historia de éxito y sea feliz”.

Francisco Ramos

Twitter: fcojrz