miércoles 27 de agosto de 2014 | 02:15

¿Por qué los regios tienen la fama de ser codos?

Paola Desamparada @lamataviejitas mar 18 de diciembre de 2012

Seguramente han notado que en todas las ciudades catalogan a la gente por algo en específico, cada ciudad tiene una historia y características que van marcando a su gente,  sus tradiciones, etc.

Por dar un ejemplo muy conocido: dicen que los de Monterrey son marros, tacaños, codos, etc.

Pero, ¿de dónde nace esa fama? ¿quién fue el primer hombre regio codo en la vida? 

Algunas teorías

Según esto: que a Benito Juárez lo andaban correteando sus enemigos, llegó a Monterrey, ya en dicha ciudad “sus amigos” no quisieron ayudarle a escapar, cuando él sólo pedía que le “echaran una mano” en cuestión económica para ir al extranjero y  “nanais” no le dieron NADA, no lo ayudaron… y ya por eso son codos.

Allá por el año de 1800, se transportaba ganado; del norte para la frontera.  A los trabajadores se les pagaba con monedas de oro por tan exhausto trabajo, llevaban las monedas en un bolso colgante en los hombros y lo sujetaban con un codo para que no sonaran las monedas, no faltaba la rata de dos patas que llegaba a quitarles sus monedas y en vez de decirle “ya te cargo la que te trajo al mundo, saca tus moneditas de oro porque si no, te voy a filetear”  los bandidos (que también eran regios) decían un casual: “afloja el codo”.  De esta manera dichos trabajadores transportistas de ganado, fueron nombrados “los codos” por su manera de apretar el dinero con… su codo.

En algún tiempo se fabricó tubería en una reconocida fabrica en Monterrey,  la tubería era mayormente en forma de codo y de ahí salió la expresión “los codos de Monterrey” sin embargo no se relaciona con la gente, más bien por la simple expresión.

Dicen que había (o hay, no lo sé)  una pieza de pan que tenía forma de codo, era un pan famoso, y de ahí se agarraron para decirse codos entre sí.

Algunas personas afirman que los “chilangos” les crearon esa fama de “codos” a los regios, "quesque" por pura envidia.

Algunos regios defendiendo su postura de “no codos” dicen que ellos no son nada tacaños, poniendo el ejemplo de que el transporte público allá en Monterrey tiene un costo de 10 pesos y aquí en el DF cuesta 3 pesos (regularmente).  Otros regios se preguntan con indignación: “¿Cómo se atreven a decir que los regios somos codos cuando vivimos en una de las ciudades más caras?” “Los regios somos administrados, que es muy diferente” “Se la baaaañan, nosotros no somos codos, somos jaladores” (trabajadores).

Muchas personas dicen que los regios se creen “ultra divos” y que se sienten de gringolandia, por la cercanía que existe con la frontera.  También dicen que se creen de “otro nivel” por su puente tipo San Francisco y que se sienten los “muy muy” respecto al futbol y ni al caso;  y varias historias urbanas por el estilo.

Finalmente, y como podrá darse cuenta estimado lector, son varias las razones muy distorsionadas respecto a esta fama que les cargan a los regios por ser “amarrados”.

Queridos regios, este escrito no es un insulto, es una información importante para la gente que los tiene catalogados como “tacaños”.  No se enojen, “ahórrense” sus comentarios.