martes 16 de septiembre de 2014 | 10:26

Columna Incómoda. Tabasco, otra crisis para Peña Nieto

Alexia Barrios G. @alexiabarriosg lun 5 de marzo de 2012

 

FOTO BALANCAN.COM: Gustavo Rosario Torres, el asesor político de Andrés Granier

 

En Villahermosa, Tabasco, la gente está realmente sorprendida por el ostentoso aparato de seguridad que la Procuraduría de Justicia del Estado proporciona a Gustavo Rosario Torres, el  asesor político “externo” y “sin goce de sueldo” del gobernador Andrés Granier Melo (declaración hecha al diario Tabasco Hoy en agosto de 2011 http://www.tabascohoy.com/noticia.php?id_nota=218865 ). 

 

¿Será acaso porque sabe que la Subprocuraduría de investigación Especializada en Delincuencia Organizada –SIEDO- de la PGR lo está investigando y que podría llamarlo a cuentas, tanto a él, Gustavo Rosario, como a su ex subprocurador Álex Álvarez, por los señalamientos que habría hecho Santos Ramírez Morales, alías “Santo Sapo”, jefe del grupo delictivo de los “zetas” en Tabasco, detenido apenas el 25 de noviembre de 2011?

 

El tamaño del aparato de seguridad que resguarda Gustavo Rosario, también ex procurador tabasqueño, es también del tamaño de su miedo; por lo que no es difícil deducir que sabe que podrían llamarlo por loas declaraciones del “Santo Sapo”, o quizá porque el grupo delictivo le pida cuentas.

 

Consultadas al respecto, fuentes de alto nivel de inteligencia policial, han informado que el “Santo Sapo” habría proporcionado detalles sobre los “acuerdos” que sostendría con el ex procurador Gustavo Rosario y su ex procurador Álex Álvarez; incluso, haber dado reafirmado datos sobre el fallido atentado en contra de éste en junio de 2009, “porque no les cumplió”, un hecho que casi todos los medios locales difundieron una vez que se consumó su  renuncia al cargo (http://www.elheroico.com/2009/junio/20090604/El+atentado+y+las+mantas+los+motivos+Alex+Alvarez.htm).  

 

Este hecho no es menor, ni aislado al pequeño mundo que es Tabasco, porque tanto para el PRI como para Enrique Peña Nieto, debe quedar claro que todo se inscribe en la misma lógica de explotar los casos sensibles de “narcopoder priísta”: es la que está sacando a flote los casos de los ex gobernadores de Tamaulipas, la que sigue en la operación que estaría en sala de espera sobre el ex mandatario de Veracruz Fidel Herrera y la sistemática acusación contra Rodrigo Medina de Nuevo León.  

 

En el caso de Tabasco, la crisis que está por estallarle al PRI y a Peña Nieto se origina por uno de los colaboradores más cercanos a Andrés Granier, sólo que éste, Gustavo Rosario, desde 1997 dejó de ser priísta, porque pasó a las filas del PT, partido por el que buscaba ser gobernador de aquella entidad.

 

Durante el 2011, diversos medios nacionales e internacionales, dieron cuenta de graves señalamientos en contra del ex procurador tabasqueño Gustavo Rosario, como el caso del videodenuncia de una mujer víctima de secuestro durante su función como procurador (http://www.youtube.com/watch?v=nrwwxTvn_Ds&feature=youtu.be) y el hackeo de la página www.gustavorosario.com   por parte de los hacktivistas de Anonymous, dentro de la #OpCartel contra el grupo delictivo de los zetas, ampliamente documentado por Jenaro Villamil en Proceso (http://es.scribd.com/doc/71782868/Proceso-1827-Anonymous-vs-Zetas-La-Otra-Guerra-6-Noviembre-2011) . 

 

Más recientemente, como lo documentó SDPNoticias, retomando una información difundida por el diario Tabasco Hoy (http://sdpnoticias.com/nota/271712/El_Mataperros_responsable_del_incendio_del_Casino_Royale_fue_detenido_y_liberado_en_2007), el responsable de la quema de casino Royal, Baltazar Saucedo Estrada, “El Mataperros” o el “Z-9”,,  ya había sido detenido por la PGJ de aquella entidad en 2007 y fue inexplicablemente liberado. Sobra decir que en 2007, el procurador estatal era Gustavo Rosario Torres, y no quiso integrar bien el expediente que le impidiera a este asesino, salir en libertad casi de manera inmediata.

 

Sin embargo, el gobernador Granier, en una necedad inexplicable no sólo lo ha sostenido como su “asesor gratuito”(algo que nadie en Tabasco le cree, porque el mismo Rosario Torres declaró en una estación de radio, en febrero de 2009, que él sólo cobraba en dólares como procurador estatal) sino que ahora le ha proporcionado un ostentoso aparato de seguridad y vía libre para seguir operando políticamente, o lo que es lo mismo, para seguir enrareciendo el escenario político en la entidad, y peor aún para los priístas, creando una atmósfera negativa para la candidatura de Enrique Peña Nieto.

 

APOSTILLAS:  Sin dejar de lado la política tabasqueña, otro amigo muy querido por Gustavo Rosario es Evaristo Hernández Cruz,  ex alcalde de Centro (Villahermosa) y ex aspirante a la candidatura para gobernador de Tabasco por el PRI, quien el 15 de diciembre pasado, “sufriera” un “atentado”, cuando viajaba solo en su camioneta. El político priísta, que casi tiene un pie en el PRD, @EvaristoHdez , denunció que durante la madrugada de ese día, cuando circulaba por la avenida Paseo La Ceiba, fue objeto de un “atentado con múltiples impactos de bala”, siete en el parabrisas y tres más en la puerta del chofer… y resultando él totalmente ileso, sin un rasguño, rozón ni nada. La historia resultó tan inverosímil que en redes sociales se mofaron de él, crearon incluso un hastag #MeautodisparocomoEvaristo. El caso fue desahogado por la PGJ; pero en la reconstrucción de hechos convocada por la autoridad local, el ex edil simplemente no se presentó. Esa es la calidad de personas que quieren reclutar en el PRD para sus campañas locales en la tierra de AMLO.

 

alexiabarriossendero@gmail.com