jueves 17 de abril de 2014 | 07:55

¿Cómo pedir calaverita?

Paola Desamparada @lamataviejitas mar 1 de noviembre de 2011

El día de ayer me encontraba pidiendo calaverita en Cuernavaca, me dio mucha curiosidad las formas tan distintas que existen para realizar esta divertida actividad. Aquí los niños tienen un día para pedirla, y los adultos tienen otro, al parecer el tercer día ya pueden pedir todos juntos (niños y adultos).

 

Cuando vivía en la ciudad de San Luis Potosí, también teníamos nuestras costumbres para pedir dulces, ahí pase la mayor parte de mi infancia y cada año nos disfrazábamos para tocar en casas de gente “nice” y exigir dulces. Después viví en el Distrito Federal, ahí la mayoría de los niños y no tan niños piden su calaverita pero pidiendo dinero, y sí, hay mucha gente que acostumbra a dar dinero además de dulces, en los semáforos hay gente pidiendo calaverita aun sin andar disfrazados (maldita sea la crisis).

 

Hay que adecuarnos al lugar donde estamos en estas fechas para no regarla ni quedar en ridículo cuando nos encontremos pidiendo calaverita. Ayer por ejemplo, tuve que memorizar en cuestión de segundos la letanía que se da por acá en Morelos: “la calavera tiene hambre, denle un pedazo de pan, no se lo acaben todo, déjenos la mitad, taco con chile, taco con sal, la calavera quiere cenar”.

 

Para sentirte original y salir esta noche o la siguiente a pedir tu calaverita puedes usar cualquiera de estas formas, al fin y al cabo es para lo mismo, salir a divertirte un poco, recibir dulces, sobre todo darle intensidad a tu vida disfrazándote de algo terrorífico.

 

“Me coopera pa´ mi Calavera”. (Distrito Federal)

 

“El muerto pide camote, si no le dan se le cae el bigote, la viuda pide una ayuda para su pobre criatura”. (Tepito)

 

“Trick or treat”. (E.U.A.)

 

“Dulce o truco”.

 

“Dulces o huevos podridos en su casa”. (Iztapalapa)

 

“Queremos halloween, dulces y chocolates para mí, no se escondan porque ya los vi”.

 

“Triqui, triqui halloween, quiero dulces para mí y si no me das se te tuerce la nariz”. (Tijuana)

 

“Gimme the motherfucckers candys”.

 

“Chupe o travesura”.

 

“Señora deme caramelos o la dejo sin pelos”.

 

“Dulce o muere”.

 

 Nunca se es demasiado viejo para pedir calaverita.