martes 22 de julio de 2014 | 02:22

Reformas al Código Federal de Procedimientos Penales

Yolanda Valenzuela @yovaro sáb 24 de septiembre de 2011

El titular del Ejecutivo Felipe Calderón envió a la Cámara de Diputados una iniciativa para un nuevo Código Federal de Procedimientos Penales que autoriza detenciones “en caso de urgencia” mediante un sistema de “investigación sin autorización judicial”, que incluye el cateo de domicilios por denuncia anónima, revisión y grabación de personas y vehículos, el uso de llamadas telefónicas entre particulares y conformar un cuerpo de “agentes infiltrados” entre otras.

 

Contagiado del folklor popular el ejecutivo del País está decidido a  sacar el ¡FUA!; que quiere decir dar un extra, agregar un plus, esforzarse en hacer que el tema de seguridad funcione y proporcionar verdaderamente protecciòn a la ciudadanía que no es lo mismo que perseguir delincuentes, el Estado está obligado a proteger y de ser necesario  perseguir delincuentes para conseguirlo.

 

Dirigentes del PRD expresaron su rechazo a la propuesta del Ejecutivo federal de un nuevo Código Federal de Procedimientos Penales, enviada a la Cámara de Diputados, porque se considera la posibilidad de detenciones urgentes que no implican orden judicial.

 

La figura de las detenciones urgentes antepone a las instituciones sobre la seguridad de las personas.  Felipe Calderón intenta imponer un Estado policial,  por la vía del Código Penal, intentándolo anteriormente a través de la Ley de Seguridad Nacional.

 

Las medidas propuestas no son las requeridas para enfrentar el crimen organizado, toda vez que se autorizan detenciones en caso de urgencia a través de un sistema de investigación sin autorización judicial, lo que en la práctica  puede traducirse:   menguar nuestras garantías  y derechos, seremos tratados y equiparados a delincuentes toda la ciudanía.

 

Me parece se debe revisar el actuar de las instituciones para hacerlas más eficientes y efectivas, sin comprometer u olvidar la protección a las personas, nada justifica la violación de los derechos humanos: desde su integridad física hasta su privacidad, derecho a vivir en paz y armonía.

 

Es un proyecto desesperado por enmendar y dar cauce legal a los atropellos policíacos y militares de la guerra contra el crimen organizado, las acciones policiacas que se vislumbran en la propuesta del nuevo código,  cateos y detenciones sin órdenes judiciales, son prácticas de un Estado autoritario

 

Me preocupa  que en el año que le queda al ejecutivo  y con el FUA potenciado (palabra utilizada en  comentarios realizados por el titular del Ejecutivo en reunión celebrada con deportistas en Los Pinos)  realmente negocie reformas penales que me parecen riesgosas, por qué prácticamente es darle libertad  a la Policía Federal Preventiva como al Ejército,  que sin estar aprobadas dichas reformas al Código Federal de Procedimientos Penales ya levantan la voz con la prepotencia que los caracteriza en eventos oficiales, sintiendo el derecho de ningunear, burlar e irrespetar públicamente  a un Gobernador, ¿Qué me espera como ciudadano?,  me parece peligroso que un día amanezca en la sala de mi hogar un fedayín (término de origen árabe/miliciano, combatiente, comando y similares)  pidiendo desayuno.

 

P.D. Siempre es más valioso tener el respeto que la admiración de las personas. Jean Jacques Rousseau