martes 25 de noviembre de 2014 | 03:52

Los partidos políticos de ayer y hoy

Mauricio Ceballos @MauCeballos71 sáb 2 de julio de 2011

A finales de la segunda década del siglo pasado, los trajes de los políticos lucían desgastados por el sol, maltratados por el polvo y las inclemencias del tiempo, rasgos evidentes aun en las fotografías blanco y negro de tonos rojizos  que en la actualidad nos muestran de forma abstracta las imágenes de aquellos años.

Por esas mismas fechas para ser mas exacto en 1929, nace el PRI, partido de derecha pero que según ellos defendían los principios de la revolución; su fundador: Plutarco Elias Calles.

Después en 1939 Manuel Gomez Morin funda a el PAN partido democristiano y conservador.

En 1989 los partidos de la izquierda que apoyaron a Cuauhtémoc Cardenas en las elecciones de 1988 donde se llevo a cabo un fraude que favoreció a Carlos Salinas, formaron el PRD, quedando como líder moral y fundador el mismo Cardenas.

Es obvio que el partido con mas años en el poder ha sido el PRI, es el mas antiguo, y a partir de su larga historia, muchos de sus afiliados que nunca se vieron favorecidos en su ambición, emigraron a otros partidos, unos incluso a los partidos de izquierda, buscando sus propios intereses. Otros sin embargo, defendiendo sus ideales, buscaron ser una verdadera alternativa para el país y también abandonaron el partido de los dinosaurios, el PRI. Pero buscando el bienestar de una sociedad reprimida y un mejor rumbo para el país. Es por tal motivo que ahora en la izquierda y en especial en el PRD se han dado fisuras entre sus miembros. Unos buscan solo verse beneficiados y así mismo favorecer a su grupo y otros que de verdad tienen el corazón en la izquierda, defienden con pasión los principios y los ideales que los han llevado a ser una opción verdadera que se identifica mas con la clase trabajadora, y ahora también con la clase media, que de continuar esta ultraderecha insensible en el poder que ni nos ve, ni nos oye; este nivel social medio, amenaza con desaparecer, ya que la desigualdad es cada día mas grande.

En el océano que divide a los ricos de los pobres lo único que queda en medio, es un pequeño archipiélago, donde hubo un continente, lo que llego a ser la clase media.

Los Partidos Políticos de México se dividen en tres grupos: Derecha, Centro e Izquierda. Esto es en la teoría, porque en la práctica solo hay dos: ultraderecha e izquierda y esa forma de gobierno radical a descuidado la clase media. Se les olvida a los gobernantes de la mafia del poder, que para sostener la parte de arriba, la misma cópula política y empresarial, se necesita una estructura, y esa estructura es la clase media y esta a su vez se sostiene de un cimiento que es la clase trabajadora, todos nos necesitamos, se debe gobernar respetando los niveles sociales que existen con equidad, de otro modo, irremediablemente, todo se colapsa, política, economía y sociedad.

Todas las clases sociales son  importantes para mantener un país sano, un crecimiento sostenido, una vida digna y una igualdad que se refleje en nuestros hogares, no solo en los discursos oficiales y en tiempos de campañas electorales.

Existen medios como Televisa que apoyan descaradamente al PRI, manipulando voluntades y desviando la atención con fuertes campañas donde lo más evidente es el derroche que ofende a la sociedad, ignorando así la gran necesidad que existe y anteponiendo sus propios intereses de partido y de grupo.

También hay varios medios informativos que defienden la linea editorial oficialista, como lo es Imagen, donde el titular de su noticiario matutino que más bien parece monólogo, (ya lo he mencionado anteriormente) se refiere a Encinas con marcada sorna, y trata con diatriba confundir a su auditorio. Todos los que de alguna manera informamos algo, tenemos tendencias, pero en casos como el anterior, el vituperio en contra de los personajes más emblemáticos de la izquierda es grotesco y sin razón.

Es importante mencionar que hay dos corrientes en el PRD, los de la izquierda genuina, como lo son AMLO y Encinas, enemigos acérrimos de la mafia del poder; y la otra corriente, la de los que todavía brindan pleitesía a Salinas de Gortari, me refiero a los oscuros intereses que están detrás de Camacho Solis y que defiende Marcelo Ebrard. Es necesario mencionar lo anterior, para que sepamos bien, que mas que votar por un partido, se busca votar por el mejor candidato y en el caso de el Estado de México es: Encinas, sin ninguna duda.


Reflexionemos, si queremos un PRI que desde su fundación ha mentido diciendo que defiende los ideales de una revolución, con la que nunca se ha identificado, más bien muestra un autoritarismo muy parecido a una dictadura represora, recordemos el 2 de Octubre de 1968, una herida que no logra cicatrizar, y que no debemos olvidar, por citar un ejemplo. Hay muchos otros paradigmas, pero ahora solo quiero agregar uno más, la reciente inundación en el Estado de México, donde floto la corrupción, cualidad que distingue al PRI.

Del PAN basta ver que desde su nacimiento son mochos, hipócritas y de doble moral, la falacia con la que se han hecho promoción y que en la actualidad nos tiene sumidos en una tragedia nacional, la violencia  y la ingobernabilidad, así como su ineptitud son evidentes en esta simulación de gobierno federal, que se preocupa más por sus intereses, por el poder mismo y la apariencia, que por la realidad que vivimos a diario los mexicanos.

Aun así, confiamos en que la sociedad ya no es la de antes, que México ha despertado y que vamos a exigir que se gobierne para todos, no nada más para un grupo. ¿Usted que prefiere?

1.-¿Una inundación de aguas negras donde flota la inmundicia?
2.-  ¿Un mar de sangre donde cada día nos ahogamos mas mexicanos?

Muchos hoy, prefieren la alternancia, darle vuelta a la moneda y buscar una mejor nación con rumbo para todos.

Este poder ahora lo tenemos en nuestras manos, depositemoslo en las urnas y hagamos que suceda.