jueves 18 de septiembre de 2014 | 04:42

Gatos y gatitos 9 - Embarazo y maternidad gatuna

Por: Víctor Hernández mar 19 de abril de 2011
Aunque esta columna recomienda y promueve que se esterilice a los gatos para reducir el problema de la sobrepoblación felina, sabemos que se dan casos en los cuales la gente adopta a gatos callejeros adultos y gatas callejeras que bien podrían estar embarazadas.

O bien, por omisión, o porque así lo decidió el dueño, no se esterilizó a la gata y se embarazó.

Siendo el caso, es necesario que los dueños de gatas embarazadas sepan cómo atenderlas antes, durante, y después del embarazo para que tanto la gata como los gatitos tengan buena salud.

Empecemos por entender cómo funciona la actividad sexual de las gatas. Entre los 6 y los 8 meses de vida, las gatas pueden entrar en brama, que es cuando son receptivas a embarazarse.

A diferencia de los humanos, las gatas no producen un óvulo sino hasta después de haber tenido sexo. Esto quiere decir que es poca la probabilidad de que una gata se ebarace luego de tener sexo con un gato por primera vez cuando entra en brama, pero sí se puede embarazar luego del primer encuentro.

El embarazo de una gata dura alrededor de 63 a 67 días.

De acuerdo con Kittencare.com, una vez embarazada, la gata mostrará los siguientes signos:

A los dos semanas tendrá palpitaciones.

A las cuatro semanas comenzarán a crecerle las ubres.

A las 6 semanas comenzará a lactar.

Entre las 4 y 6 semanas se empieza a notar el crecimiento del abdomen.

Algunos veterinarios recomiendan hacerle ultrasonidos a las gatas a partir de la primera semana de embarazao para saber cuántos gatitos vienen en camino y si todos están saludables.

Algunas semanas antes del parto, las gatas, particularmente las primerizas, buscarán algún lugar tranquilo (sin ruidos) y protegido, probablemente oscuro, donde puedan parir.

A la gata se le puede ayudar haciéndole un nido con una caja de cartón y toallas o cobijas en algún lugar de la casa donde no haya mucha actividad y donde esté caliente. Aunque al final de cuentas la gata eligirá el lugar que ella considere más seguro para los gatitos.

3 semanas antes del parto se le puede cambiar la comida a la gata a croquetas para gatito, las cuales contienen nutrición adicional que la mamá gata va a necesitar.

El día del parto la gata no va a comer y tendrá cambios notorios en su comportamiento. Va a actuar agitada y aparecerá cansada.

No toque a la gata mientras da a luz ni interactúe con los gatitos a menos de que sea absolutamente necesario.

Puede tomar varias horas para que nazcan todos los gatitos de la camada. La mamá gata les quitará la placenta y se la comerá junto con el cordón umbilical.

Se dan casos de gatitos que nacen muertos o que mueren al nacer al estar débiles. Si la gata rechaza a un gatito porque no se mueve, y se tiene acceso a un veterinario, tal vez se le pueda estimular para que reaccione, pero sólo el veterinario debe hacerlo.

Una vez nacidos los gatitos, la mamá gata se encargará de atenderlos. Es normal que la mamá gata no quiera dejar el nido durante los siguientes días, e inclusive que coma muy poco, pero recobrará su apetito y su comportamiento normal, por lo que siempre hay que tener comida y agua disponible para la gata todo el tiempo.

Una vez nacidos los gatitos hay que desparasitar a la gata, ya que el embarazo puede activar parásitos en la gata.

OJO: Se recomienda no vacunar a la mamá gata durante el embarazo y hasta después de que los gatitos ya coman solos.

Si la mamá gata tuvo alguna infección bacterial o por parásitos durante el embarazo, es posible que le de diarrea luego de que nazcan los gatitos--y es posible que a los gatitos también les de diarrea. Es por eso que hay que desparasitar a la mamá gata.

Unos días después del parto la mamá gata va a cambiar de lugar a los gatitos y posiblemente lo haga de nuevo unos días después. Esto es normal. La mamá gata cambia de lugar a los gatitos instintivamente si considera que hay mucho ruido o luz en el nido, o si considera que hay mucha actividad (de humanos, es decir). Otra razón por la cual la mamá gata cambia de lugar a los gatitos es para que no se concentre el olor de los gatitos y confunda a posibles depredadores.

OJO: el cambio de lugar de los gatitos puede tomar algún tiempo, por lo cual no intente cambiar usted de lugar a los gatitos cuando vea a la mamá gata hacerlo. Ella lo hará poco a poco. Sólo intervenga si realmente hay un peligro inminente para los gatitos (hace mucho frío, quedó alguno en algún pasillo donde se le pueda pisar por accidente, etc).

Ahora bien, en general los gatitos recién nacidos no deben ser cargados por humanos ni deben jugar con ellos niños pequeños. Esto le puede cuasar estress tanto a los gatitos como a la mamá gata. Sólo toque a los gatitos con el permiso de la mamá gata. Instintivamente la mamá gata rechaza que otros toquen a los gatitos recién nacios o muestra comportamiento inquieto, indicando que no está contenta con lo que está sucediendo.

Deje pasar unas 3 semanas para que los gatitos empiecen a caminar y salir del nido. Hasta entonces será más seguro interactuar con ellos.

Entre las 3 y 4 semanas de vida se puede empezar a acostumbrar a los gatitos a comer comida sólida. A partir de la cuarta semana ya pueden comer solamente croquetas para gatito, ya sea secas o remojadas en un poco de agua tibia si todabía no les han terminado de crecer lo dientes lo suficiente para masticar.

Una vez que los gatitos dejen de tomar leche materna, vacune a la mamá gata y esterilícela.

TIP: Las gatas pueden tener de uno a 8 gatitos por camada, aunque las camadas promedio son de 4 a 6 gatitos. Aunque una gata puede tener hasta 8 gatos gatitos por embarazo, por lo egeneral la segunda vez que una gata se embaraza tiene más gatitos que la primera vez. Esa es otra de las razones por las cuales se deben esterilizar a las gatas cuando los gatitos dejaron de tomar leche materna y ya pueden comer solos.

TIP2: Hay veces en las que, por desgracia, los gatitos no sobreviven al parto, o mueren a los pocos días (por lo general entre los primeros 3 días de nacidos por infecciones, defectos de nacimiento, nutrición insuficiente o estress). Esto es doloroso tanto como para los dueños de la gata como para la gata. Algo que se puede hacer en estos casos ofrecer a la gata como nodriza de alguna camada de gatitos que perdieron a su mamá gata.

Esto es importante ya que atender a gatitos recién nacidos es muy demandante y los dueños no siempre tienen el tiempo para atenderlos. Por consiguiente, una gata nodriza puede hacer las labores de maternidad que los gatitos requieren.

Claro, no siempre las gatas aceptan ser nodrizas. Pero no se pierde nada intentando. Si la gata no acepta ser nodriza, entonces se le retira de los gatitos.

--
¿Tienes gatos o gatitos que ofrecer en adopción? Envíame sus fotos y los datos de contacto y aquí las publicamos. ¿Buscas adoptar un gato o gatito? Envíame tus datos y de igual forma aquí los publicamos. O si tienes algún tip, consejo o anécdota que compartir sobre gatos y gatitos, envíala a esta sección y también la publicaremos.

La dirección para enviar fotos y datos de gatos y gatitos para adopción es gatosygatitosmx@gmail.com

Y no olviden visitar el blog de Gatos y Gatitos para ver a gatitos que necesitan ser adoptados. La dirección es http://gatosygatitosmx.blogspot.com